Sony se hace con la totalidad de Sony Ericsson por 1050 millones

Sony Ericsson se convertirá en filial al 100 por ciento de Sony después de que la empresa nipona haya adquirido la participación de la compañía fabricante de dispositivos móviles que aún estaba en poder de Ericsson por 1.050 millones de euros.

La compra, que da a Sony un control total sobre Sony Ericsson -hasta ahora sólo era propietaria del 50 por ciento-, persigue incorporar los teléfonos inteligentes a una estrategia de plataformas interconectadas que integre a la televisión, las tabletas y los ordenadores personales, ha indicado la compañía japonesa en un comunicado.

"La transacción brinda a Sony la oportunidad de integrar rápidamente los 'smartphones' en su catálogo de dispositivos electrónicos de consumo", ha apuntado la compañía.
Con la adquisición de la participación de Ericsson -que pone fin a la "joint venture"(sociedad de riesgo compartido) iniciada por ambas compañías en 2001-, Sony se adueña de "cinco familias de patentes esenciales"y se pone en marcha un acuerdo de intercambio de licencias de propiedad intelectual.

"Ericsson y Sony trabajarán para conducir y desarrollar la adopción por parte del mercado de la conectividad entre múltiples plataformas", sostiene el comunicado.

Sony considera la operación, que espera cerrar el próximo enero, "un paso estratégico lógico"teniendo en cuenta que "el mercado de la telefonía móvil ha redirigido en los últimos diez años el foco desde los teléfonos móviles sencillos a ricos 'smartphones' que incluyen acceso a internet y a contenidos".

Sony Ericsson, que se convertirá en una división independiente dentro de Sony Corporation, cuenta con unos 7.500 empleados y el 80 por ciento de su facturación procede de la venta de "smartphones".