Obama descarta recortar los impuestos a las clases altas

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, instó ayer a los republicanos a no vetar el recorte de impuestos a las clases medias y defendió, en cambio, que no se amplíen las ventajas a las rentas más altas, a las que se dirigió para aclarar que esta medida no se trata de una forma de «castigo».

El presidente de EE.UU., Barack Obama, en un discurso en Cleveland (Ohio)
El presidente de EE.UU., Barack Obama, en un discurso en Cleveland (Ohio)

Durante un discurso en Ohio, Obama señaló que la política que defiende no pretende «castigar a los que más tienen» y argumentó que Estados Unidos «no puede permitirse» los 700.000 millones de dólares que supone en coste la rebaja impositiva a los más ricos fijada durante la administración de su predecesor, George W. Bush.

El Partido Republicano defiende que se amplíen todos los recortes, pero Obama apuesta por que tan sólo se mantengan aquellos que afecten a rentas inferiores a los 250.000 dólares, según informan los medios locales. «Para todos los que superen esta cantidad, los niveles deben volver a donde estaban bajo el mandato del presidente Clinton», agregó Obama.