El Hospital Clínic un referente mundial en investigación

El Hospital Clínic de Barcelona, donde el Rey está siendo sometido hoy a la extirpación de un nódulo en el pulmón, es un centro público y referente de asistencia e investigación a nivel estatal y mundial, y su cirujano, Laureano Molins, es jefe de cirugía torácica del centro. Se trata de un hospital universitario fundado en 1906, perteneciente a la Red de Hospitales Públicos de Cataluña (XHUP), dependiente de la Generalitat. Cubre casi todas las especialidades médicas y quirúrgicas, y desarrolla actividades en el ámbito asistencial, de investigación y docente. Es el principal proveedor sanitario público de su zona de referencia de la ciudad de Barcelona. Funciona a la vez como hospital terciario --atendiendo a pacientes de fuera de Barcelona y Cataluña-- y como hospital de alta complejidad, según el propio Clínic. Su jefe de cirugía torácica, Laureano Molins López-Rodó (Barcelona, 1957), está especializado en cirugía del enfisema pulmonar; en cirugía torácica convencional y también sin abrir el tórax, para tratar el cáncer de pulmón y otras enfermedades; en cirugía mínimamente invasiva del pecho hundido; y en tratamiento del exceso de sudoración de las manos, axilas y rubor facial, según la Clínica Teknon, a la que ha estado vinculado. En la especialidad que afecta a la operación del Rey, el Clínic y el Instituto Clínic del Tórax (ICT) son referentes a nivel internacional, tanto a nivel asistencial como a nivel docente y de investigación. El ICT surgió con el objetivo de ser centro de vanguardia y de alta tecnología dedicado a los problemas cardiovasculares, neumología y cirugía torácica, según el centro hospitalario. Estado y Generalitat acordaron en julio de 2007 el traspaso del centro a la administración catalana. El Gobierno anunció entonces que iba a entregar 75 millones de euros anuales para el funcionamiento del centro, y otros 110 para saldar la deuda acumulada del equipamiento.