Don Felipe recuerda que la isla de El Hierro «no está sola»

MADRID- A primera hora de la mañana de ayer los Príncipes de Asturias llegaban a la isla de El Hierro. Después de sobrevolar en helicóptero la zona de La Restinga para comprobar in situ la actividad volcánica, Paulino Rivero, y el ministro de Industria, José Manuel Soria, recibieron en tierra a Don Felipe y Doña Letizia en un día muy especial para el futuro Rey de España: cumplía 44 años. En la visita oficial mostraron su apoyo a los isleños, un pueblo que, como explicó Don Felipe, tiene voluntad y capacidad «para salir adelante» y superar la crisis del volcán. Subrayó que la isla «no está sola» en este esfuerzo, y que cuenta con el apoyo del Estado.

La localidad de Arenas Blancas fue la primera parada de los Príncipes. Allí los técnicos del Instituto Geográfico Nacional les explicaron la evolución del volcán, y les mostraron su actividad, como la expulsión de piroclastos humeantes al Mar de las Calmas.

Los alumnos de un colegio de La Restinga tuvieron la suerte de recibir la visita de los Príncipes. 14 de los escolares del centro recibieron a Don Felipe con una pancarta de felicitación. Además de cantarle el cumpleaños feliz, le regalaron un cuento que narra cómo los niños han vivido la erupción volcánica. No faltaron los abrazos y felicitaciones de los vecinos que acudieron a las inmediaciones del centro para saludarle.

Antes de finalizar su visita, los herederos recorrieron la futura central hidroeléctrica, que cubrirá, dentro de unos meses, el consumo de la isla con energía procedente de sistemas renovables como el agua y el viento.