Reino Unido obligará a hablar inglés a todos los inmigrantes

La población inmigrante en Reino Unido ha crecido exponencialmente en los últimos años
La población inmigrante en Reino Unido ha crecido exponencialmente en los últimos años

Los conservadores no han perdido el tiempo en materia de inmigración. Antes de las elecciones prometieron que iban a ser más rígidos con los ciudadanos no comunitarios y nada más poner el pie en Downing Street han cumplido su promesa. Todo aquel que viva fuera de la Unión Europea y quiera trasladarse a Reino Unido para estar con su pareja deberá pasar un examen de inglés. El Gobierno laborista quería aplicar la norma en julio de 2011, pero el Ejecutivo de coalición adelantó ayer el calendario para el próximo otoño. La ministra del Interior, Theresa May, aseguró que la medida «ayudará a promover la integración». Aunque diferentes organizaciones que trabajan con inmigrantes aseguraron que los planes son discriminatorios, parece que éste es sólo el primer paso. Tal y como afirmó la propia May, el Gobierno está revisando todos los requisitos con el fin de «endurecer las normas aplicables en el futuro».Según las nuevas medidas, todo ciudadano no comunitario que quiera vivir con su cónyuge o su pareja civil deberá demostrar un dominio del lenguaje suficiente para desenvolverse en las actividades de la vida diaria. En la actualidad, todos los que piden un visado sólo tienen que demostrar que su matrimonio o pareja es auténtico y pueden mantenerse económicamente.«Este requisito ayudará a promover la integración, eliminar barreras culturales y proteger los servicios públicos –dijo May–. Es un privilegio venir a Reino Unido y por eso me he comprometido a mejorar las vivencias de los inmigrantes y garantizar que quienes se benefician del país contribuyen a nuestra sociedad».El año pasado, 59.000 no comunitarios lograron un visado para vivir con su pareja en las islas. Las autoridades estiman que el nuevo examen reducirá un 10% las solicitudes. Las comunidades más afectadas serían las de India, Pakistán y Bangladesh. Don Flynn, de la Red de los Derechos de los Inmigrantes, explicó que los beneficios de aprender inglés para alguien que quiera vivir en las islas son evidentes, pero las parejas no deberían ser penalizadas por querer estar juntos. «¿Es procedente que el derecho a contraer matrimonio deba estar condicionado a que se supere una prueba de idioma? Nuestra opinión es que no», afirmó.