Diana 50 años

La Razón
La RazónLa Razón

Hoy cumpliría Diana de Gales 50 años si un trágico accidente no hubiera terminado con su vida. Su muerte fue una de las noticias que marcaron un momento en el mundo. Durante unos días, no había más vidas en los medios que no fuera la de la princesa. La solidísima Monarquía británica se vio sacudida como nunca. La Reina Isabel, rígida con el protocolo, se vio obligada a participar en una especie de duelo universal. La soberana pretendía que Diana fuese enterrada discretamente y sin ninguna ceremonia oficial, que era además lo que marcaban las normas de la casa real inglesa. Diana cuando murió ya no era miembro de la corona británica. El tiempo muchas veces deja las cosas en su sitio y en este caso así ha ocurrido. La Reina Isabel y la monarquía han vuelto a situarse en la cúspide del cariño y el respeto del pueblo británico. La boda del Príncipe Carlos con Camila, su amor de toda la vida, ha sido aceptada. La guinda la ha puesto la incorporación a la familia Windsord de Catalina, la flamante esposa del Príncipe Guillermo: guapa, elegante, simpática y con la lección bien aprendida de lo que no se puede hacer siendo la consorte de un príncipe británico. Porque Diana Spencer no fue precisamente un espejo donde mirarse. Ejerció una especie de venganza contra la familia Real que le produjo su despecho matrimonial. Antepuso estos sentimientos a sus propios hijos y a la corona de la que es heredero su hijo primogénito. Actualmente, se sigue recordando a Diana, más en estos días, por el 50 aniversario de su nacimiento, pero su popularidad ha bajado mucho y se ha quedado en el lugar que le pertenece a una mujer desgraciada que no supo estar a la altura del lugar donde le había colocado la historia británica. Su mejor obra sin duda son sus hijos.