México empieza a votar para elegir 12 gobernadores bajo una tensa calma

Los colegios electorales abrieron hoy sus puertas en México para elegir a gobernadores y alcaldes en 14 estados, en un ambiente de tensa calma por la violencia del crimen organizado aunque hasta el momento no se han registrado incidentes.

Los conservadores del Partido Acción Nacional (PAN, actualmente al frente del Gobierno federal) y sus históricos rivales del Partido Revolucionario Institucional (PRI, que estuvieron 71 años en el poder) ven la cita con las urnas como un test para saber lo que sucederá en las presidenciales de 2012. En total, los mexicanos elegirán a 12 gobernadores y a cerca de 1.900 alcaldes y diputados estatales. La Fiscalía Especializada Para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) ha dispuesto 54 observadores en los estados donde se celebra la votación. Las miradas están puestas hoy, sobre todo, en Tamaulipas (Golfo de México), donde el narcotráfico tiene una de sus bases de poder más importantes y lo demostró esta semana con el asesinato del candidato a gobernador Rodolfo Torre Cantú, que era el favorito en las encuestas. Torre Cantú, quien se postulaba por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), es sustituido en los comicios de hoy por su hermano Egidio. Egidio Torre Cantú votó a las 09.30 horas (14.30 GMT), acompañado de la viuda de su hermano y en medio de un gran dispositivo de seguridad. Tras emitir su voto, Egidio Torre Cantú, en unas breves declaraciones a la prensa invitó a votar a la ciudadanía. "Venimos a votar, vamos a votar, y vamos a cumplir", dijo, antes de retirarse protegido por su dispositivo de seguridad. En total, son 9.000 los policías del estado que vigilan los comicios de este domingo, según informó la Secretaría de Seguridad Pública del Estado. A ello hay que añadir la presencia de fuerzas federales. "Las condiciones están dadas para que la votación se lleve en forma normal en todo el estado", afirmó anoche el presidente del Instituto Electoral de Tamaulipas (IETAM), Jorge Luis Navarro. En Chihuahua, el estado más violento del país, también se vigilan con atención los comicios tras el asesinato de un alcalde registrado el mes pasado y un correo amenazante hacia votantes y funcionarios electorales que ha circulado en los últimos días. También se presta especial atención a las elecciones en el estado de Sinaloa, cuna histórica del narcotráfico mexicano, donde se han registrado diversos ataques con bombas molotov a los cuarteles de campaña de los candidatos a gobernador en las semanas pasadas. La candidata conservadora a gobernadora en el central estado de Hidalgo, Xochitl Gálvez, ha denunciado seguimientos por unidades policiales a su equipo y el allanamiento anoche de su cuartel de campaña por la fiscalía estatal, según la prensa. Según publica hoy el diario Excelsior, los estados en contienda electoral concentran el 60% de los más de 5.000 asesinatos del crimen organizado registrados este año en el país, así como al 37% de la población. Los doce estados en pugna son Aguascalientes, Chihuahua, Durango, Hidalgo, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, Sinaloa, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas. Actualmente, nueve de ellos pertenecen al PRI, dos al PAN y otro al PRD.