Bermúdez quiere repetir como presidente de la Sala Penal

Alfonso Guevara y Ángel Hurtado han formalizado ya sus «candidaturas» para concurrir también al cargo y el juez Gómez Bermúdez lo hará hoy

MADRID- La presidencia de la Sala Penal de la Audiencia Nacional se ha convertido en una plaza prestigiosa y a la vez codiciada por quienes forman parte de esa sede jurisdiccional. En principio, hoy finaliza el plazo para presentar las candidaturas. Alfonso Guevara, presidente de la sección tercera, Ángel Hurtado, magistrado de la sección segunda, y Javier Gómez Bermúdez optarán con toda seguridad a ese destino. De hecho, según han confirmado a LA RAZÓN fuentes jurídicas, Guevara y Hurtado ya han presentado sus respectivas instancias ante el Consejo General del Poder Judicial, mientras que Gómez Bermúdez, actual presidente de la Sala, hará lo propio hoy mismo. Además, las mismas fuentes consultadas no descartaron que finalmente concurran también otros candidatos, como el magistrado y ex vocal del Consejo Javier Martínez Lázaro.

Para la elección del presidente de la Sala Penal de la Audiencia Nacional se requiere contar con el apoyo de, al menos, el aval de once vocales del Consejo General del Poder Judicial, es decir, mayoría simple del pleno, sin necesidad de contar con la mayoría cualificada (13 votos) que se necesita para la designación de determinados cargos judiciales, como presidentes de tribunales superiores o magistrados del Tribunal Supremo.

Alfonso Guevara y Gómez Bermúdez vuelven a repetir como aspirantes a la citada plaza. En enero de 2007, Guevara obtuvo un voto, mientras que Bermúdez logró el respaldo de 10 de los 19 vocales que formaron parte del pleno. Los otros aspirantes fueron entonces Baltasar Garzón (logró cuatro votos) y José Ricardo de Prada (obtuvo cuatro).

La designación de Gómez Bermúdez, fue elegido gracias al apoyo unánime de todos los vocales del entonces grupo «conservador», mayoritario del Consejo, lleva aparejada la presidencia de la sección primera, que, en aquella ocasión, fue la encargada de juzgar a los acusados de participar en los atentados del 11-M.

Aval del «grupo conservador»
Javier Gómez Bermúdez fue elegido por vez primera por el Pleno del Consejo en julio de 2004, por 11 votos –10 de los vocales designados a instancias del PP y el entonces presidente, Francisco Hernando– frente a los ocho obtenidos por Garzón en cuarta votación –quien logró el respaldo del grupo «progresista»–. Sin embargo, esta decisión fue recurrida por el magistrado José Ricardo de Prada.

Este recurso fue estimado por el Tribunal Supremo y se convirtió en la primera vez que se anulaba el nombramiento por el CGPJ de un cargo discrecional. La falta de motivación en la decisión del órgano de gobierno de los jueces y magistrados fue el motivo central de la decisión de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo.

De esta forma, se volvió a convocar la plaza, y, en julio de 2006, el Consejo matuvo el mismo criterio y volvió a respaldar la candidatura de Gómez Bermúdez, en un pleno en el que sólo participaron once vocales, ya que ocho del «grupo progresista» decidieron no participar en la votación al entender que ésta venía «viciada de irregularidades en origen».

Sin embargo, esa designación fue objeto de otro recurso ante el Supremo. En esta ocasión fue Baltasar Garzón quien lo interpuso. En noviembre de 2006, el Pleno de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Supremo volvió a anular el nombramiento, al considerar que considera que el CGPJ incumplió en junio las directrices que le dio para que repitiese la elección realizada en 2004, que fue defectuosa.

Finalmente, en enero de 2007, fue elegido por tercera vez. Ahora aspira a la reelección y a otro mandato de cinco años.


FRENO AL «CASO FAISÁN»
La última decisión relevante de la Sala de lo Penal fue la adoptada el pasado 21 de septiembre, cuando adoptó por unanimidad revocar el procesamiento de los imputados en el «caso Faisán» por no haber «indicios suficientes» contra ellos. No obstante, instaba al juez Pablo Ruz a seguir investigando al entender que existían evidencias de la existencia de un hecho delictivo. El tribunal llegó a este acuerdo tras constatar una clara división en la votación de si se trata o no de un delito de colaboración con ETA. Fuentes jurídicas señalaron entonces que el sector que abogaba por retirar el delito de colaboración con banda terrorista, encabezado por el presidente de la Sala, Javier Gómez Bermúdez, contaba con un máximo de ocho apoyos, por lo que una votación en este sentido habría provocado una imagen de máxima división en el tribunal. Se trató de una decisión acordada tras un debate «muy técnico» y «jurídico».


Los candidatos
JAVIER GÓMEZ BERMÚDEZ
Presidió el 11-M
El juicio contra los acusados de los atentados del 11-M le puso en la cresta de la popularidad. Fue uno de los artífices principales de la instauración de la «doctrina Parot», que frenó la excarcelación de no pocos etarras. Su postura en el «caso Faisán» fue decisiva en el criterio que finalmente adoptó la Sala, la de revocar los procesamientos que había acordado el juez Pablo Ruz.

ALFONSO GUEVARA
Segundo intento
Presidente de la sección tercera de la Sala Penal, ya concurrió en la anterior ocasión, aunque el respaldo que logró fue minoritario. Se vio envuelto en una polémica tras excarcelar su Sala al etarra Antonio Troitiño Arranz. Un día después, se rectificaba el criterio, pero entonces el terrorista había logrado huir. También fue criticado cuando autorizó a la miembro de ETA Elena Beloki para que pudiese someterse a un tratamiento de fertilidad para tener un hijo.

ÁNGEL HURTADO
«El tapado»
Llegó a la Audiencia Nacional en diciembre de 2006. Considerado un magistrado con un perfil muy técnico y nada amigo de cualquier protagonismo, mantiene una muy buena sintonía con el presidente de la Audiencia, Ángel Juanes, y, al igual que éste, también es extremeño. Diversas fuentes le consideran el «tapado» del propio Juanes. La sintonía es tal que Hurtado fue, junto con Javier Zaragoza –fiscal jefe de la Audiencia–, padrino en la toma de posesión de Ángel Juanes del cargo que ocupa en la actualidad.