«Me salvó mi hijo de sólo 17 años Es un héroe»

Otro joven saltó a la vía para ayudar a las víctimas y resultó herido

Raúl Castro se disponía a cruzar las vías cuando la rápida reacción de su hijo, que lo empujó hacia el andén, lo salvó de ser arrollado por el tren
Raúl Castro se disponía a cruzar las vías cuando la rápida reacción de su hijo, que lo empujó hacia el andén, lo salvó de ser arrollado por el tren

Barcelona- La esperanza desapareció ayer pasadas las 15:00 horas. Siete familias recibían entonces, en la Ciudad Judicial de Barcelona o por teléfono, la confirmación definitiva de lo peor. Jesús, Diego, Jorge, Danny, Diego, Janela y una séptima persona cuya identidad los familiares no han querido que trascendiera, todos de nacionalidad iberoamericana y de edades comprendidas entre los 16 y 39 años, murieron arrollados por un Euromed la noche de San Juan, cuando cruzaban las vías para llegar a la playa. Sobre las 21.30 horas, los forenses pudieron certificar dos nombres más: Rosa María Vilar y Claudio Javier Mejía. En cuanto, a las otras cuatro víctimas, resta conocer el resultado de las pruebas de ADN para corroborar su identidad. La consejera de Justicia de Cataluña, Montserrat Tura, aseguró ayer que «no pararemos hasta acabar el trabajo» y pidió paciencia a las familias, porque la «espera es imprescindible y necesaria», a pesar del dolor. Por otro lado, los diez heridos aún hospitalizados mejoran, aunque tres siguen en estado crítico y uno de ellos permanece inconsciente. Entre los leves hay un «héroe». Se trata de un joven de 18 años y origen dominicano que había cruzado correctamente, pero saltó a las vías para intentar ayudar a las víctimas. A Raúl Castro lo salvó otro héroe. Se disponía a cruzar las vías el día de la tragedia, acompañado de su mujer y sus dos hijos, cuando su pareja gritó: «¡El tren!». Andrés, su hijo, reaccionó a tiempo y logró arrastrarlo hasta él para evitar que el convoy lo arrollase. «Me salvó mi hijo de sólo 17 años, es un héroe. En el andén nos abrazamos los cuatro y dimos gracias a Dios por estar vivos», relata Castro, que lo vio todo. Sin embargo, su hija Irina, de 18 años, requerirá durante siete meses ayuda psicológica para superar el trauma. Por ahora no habla ni come.

Confirmación con ADNCastro colabora en la asistencia que el Consulado de Ecuador está dando a las familias y ayudará en la tramitación de la repatriación de los cadáveres. No saben cuándo se llevará a cabo ésta. De momento, las familiares sólo han obtenido la confirmación del fallecimiento. Deberán esperar todavía unos días para que les sean entregados los restos mortales. La tarea de los forenses y de la Policía científica no está siendo fácil. Desde primera hora de la mañana, muchos familiares fueron llegando a la Ciudad de la Justicia y acompañadas a la tercera planta, a salas acondicionadas especialmente para que pudiesen ser asistidos por personal sanitario y psicológico. También se les pidió muestras de ADN y cualquier dato para garantizar y agilizar la identificación de las víctimas.

Tetris para superar el trauma«Nos vamos... ya nos lo han dicho. Lo han confirmado con uno de sus dedos...», dice José. Lleva todo el día junto a la familia de Diego Gutiérrez, porque «éramos todos una familia». Diego era original de Bolivia pero se crió en Barcelona. «El lunes le dieron las notas. Acababa de terminar el grado medio de Administración y ahora quería hacer el superior», explica Alan, que perdió de vista a su amigo en el momento del atropello. De él, Alan asegura que recordará que «era muy divertid siempre me reía con él». La novia de Diego, Patricia permanece ingresada aunque sus amigos no saben en qué hospital está. Ahora, Jose, Quini, Alan y otros, volcarán sus fuerzas en acompañar a su amigos heridos y superar todo lo vivido y visto. «A mí me salvó mi novia, que me empujó y cayó encima mío» para evitar el tren recuerda Alan. Los psicólogos le han recomendado que juegue al tetris «porque dicen que así ordenaré todo lo que vi».

El juez autoriza notificar nueve fallecimientos- A primera hora de la mañana, la consejera de Justicia de Cataluña, Montserrat Tura, comunicó la identificación de nueve de las trece víctimas por parte del Instituto de Medicina Legal.- El juez de Instrucción número 1 de Gavá autorizó una primera notificación de la identidad de siete víctimas a sus familias. Sobre las 15:00 horas, los familiares vieron confirmado lo peor. - A las 16:30 horas el Departamento de Justicia reveló la identidad, edad y origen de seis de los siete fallecidos tras pedir la autorización a las familias. Los allegados de Jesús David Parada (Bolivia, 1991), Diego Erwin Gutiérrez (Bolivia, 1992), Jorge Eliecer Serrano (Colombia, 1971), Danny Ariosto Cedeño (Ecuador, 1985), Diego Fernando Chamorro (Ecuador, 1986) y Janela Lizbeth Luna (Ecuador, 1993) fueron abandonando poco a poco la Ciudad de la Justicia entre llantos y abrazos.- Sobre las 21.30 horas, los forenses certificaron la identidad de otras dos personas: Rosa María Vilar Arboleda (Ecuador, 1993) y Claudio Javier Mejía Aguas (Ecuador, 1986).- Quedan cuatro víctimas más por identificar. El estado de una de ellas es tal que «costará mucho» comprobar su filiación.