OPINIÓN: Una metía

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

En Murcia decimos que es una metía, cuando algún genares traspasa la linde y fomenta escozores y destrozos en la población. Hay frases aún más explícitas que me reservo porque atraviesan definitivamente el terreno de la procacidad y porque estoy tan de mal humor con lo de Bildu, que sería capaz de escribirlas sin recato, y mi buen Director dejaría de ser Clemente y paciente, para ser vehemente conmigo con más Razón que un santo. Pero es que no hay derecho, hombre. No hay derecho a que nos hayan estado diciendo que las listas de Bildu estaban infectadas por ETA y que ahora salten a los cinco minutos con un comunicado donde solo ha faltado felicitarse por la operación. No hay derecho a ser gobernados por gente que tiene dos caras y mide con dos raseros. No hay derecho a abofetear otra vez a las víctimas del terrorismo con promesas baldías. No hay derecho a saltarse a la torera el trabajo policial y las denuncias de los fiscales. Y no hay derecho a ver otra vez a los etarras, sus primos y sus cuñados, poniendo el culo en las instituciones democráticas, aprovechándose de la Constitución y llevándose la pasta gansa –hasta 300 millones de euros- de los que pagamos impuestos, para echarle una mano financiera a las buenas personas de las metralletas y las bombas. Con esta decisión, que acato y respeto porque lo decide el Tribunal Constitucional, pero que critico y desprecio como persona que echa el pie a tierra, vamos a ser testigos de un nuevo paso atrás. El vientre de alquiler protagonizado por EA y los escindidos de IU en el País Vasco va a parir el día 22 un nuevo monstruo de intolerancia. Pena me dan los concejales del PP y muchos del PSOE en los pueblos pequeños de Euskadi, perseguidos por estos oportunistas. Esto ha sido una metía de las grandes y alguien, alguna vez, pagará con su conciencia el grave error que ha cometido permitiendo el desmán. Más que nunca, que haya alivio y sálvese el que pueda.