Desprecio de Zapatero al Congreso: ni defiende ni contesta

El presidente José Luis Rodríguez Zapatero no sólo no presentó el decreto ley, delegando en la vicepresidenta económica, Elena Salgado, sino que tampoco intervino para replicar a los grupos de la oposición.

Algunos portavoces parlamentarios han remarcado hoy la ausencia del presidente del Gobierno en la presentación del plan de ajuste, como el nacionalista catalán Josep Antoni Duran i Lleida, quien reconoció que el presidente debía haber participado en el debate dada la excepcionalidad de la medida.La portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, considera un "acto de cobardía" que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, no haya subido a la tribuna de la Cámara Baja durante el debate de convalidación del decreto ley sobre el plan de ajuste y que haya renunciado a replicar a todos los grupos parlamentarios que, según recalcó, han evidenciado la situación de "soledad"en la que se encuentra el jefe del Ejecutivo. "Es un acto de cobardía -aseveró la dirigente 'popular' en los pasillos del Congreso-. Quien está seguro de sus decisiones tiene que defenderlas, y el presidente del Gobierno ha demostrado que no tiene ni autoridad ni liderazgo para defenderlas". En esta línea, reprochó a Zapatero que no quiera "dar la cara"ante los funcionarios y pensionistas que van a tener que "soportar los efectos del despilfarro del Gobierno"y que, en su opinión, "hoy tenían derecho a oír por boca del presidente por qué se les pide ese sacrificio". "Muchas voces le han dicho hoy al presidente que no están de acuerdo, se ha evidenciado su soledad y ni siquiera es capaz de asumir la responsabilidad de dar la cara ante los ciudadanos", lamentó la portavoz..Por su parte, el vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, recriminó hoy al presidente José Luis Rodríguez Zapatero que no haya tenido "agallas"para "dar la cara"esta mañana ante el Parlamento. "Se equivoca", enfatizó. En declaraciones a los periodistas en la Cámara Baja, Pons admitió que los 'populares' se han quedado "asombrados y boquiabiertos"cuando Zapatero ha decidido no salir a explicar a los españoles la congelación de las pensiones y la bajada de los sueldos a los funcionarios. "Ha adoptado el recorte social más importante de la historia de España y no ha tenido la valentía de salir a defenderlo a la tribuna", sostuvo.A su juicio, con ese gesto no sólo ha dejado "solos"a sus compañeros de partidos, sino que ha dejado "sin explicaciones"a los pensionistas y a los funcionarios y ha demostrado a la vez ser un presidente "cobarde"y "sin agallas"que no tiene "fuerzas"ni "argumentos". "Su gesto es el de quien abandona, de quien resigna y de quien se rinde", resumió. Durante el debate, el portavoz parlamentario del Grupo Socialista, José Antonio Alonso, fue quien defendió las "valientes"medidas del Gobierno y arremetió contra el presidente del PP, Mariano Rajoy, por ser el político y presidente del partido "más antisocial, antieuropeo e irresponsable en términos políticos de toda la democracia". "A la derecha no le importa ni la crisis ni los trabajadores en paro", denunció. Alonso aseguró que no es el momento de plantear medidas "miopes", y pidió a los grupos que sean "conscientes"de la "trascendencia"que tienen todas y cada una de las iniciativas que incluye el decreto, avaladas por numerosos organismos internacionales y compartidas por muchos países. Además, defendió la labor del Gobierno socialista frente a la crisis y aseguró que nadie le puede "dar lecciones"en materia social. En concreto, repasó las medidas puestas en marcha por el Ejecutivo de Zapatero, y criticó al PP por "no hacer nada"en sus años de gobierno y a Rajoy por realizar hoy un ejercicio de "irresponsabilidad"histórico que le incapacita para ser una alternativa de Gobierno.