El poder de ser una «celebrity»

El mundo se ha vuelto loco y aquí tenemos la prueba de ello, la belleza se paga y además muy caro. Por eso, ser 'celebrity' se ha convertido en la profesión más cotizada del mercado actual. De hecho, las divas del momento pueden llegar a ganar hasta un millón de euros simplemente por enseñar su cara bonita.

Y para muestra, un botón. La cantante Rihanna recibió hace escasos días la escandalosa cifra de 20.000 libras, que corresponden a casi 24.000 euros, de parte del Merah Club de Londres. ¿Y a cuento de qué? ¿Por cantar? o ¿acaso fue por bailar?. Nada de eso. Su única función fue estar presente en la discoteca durante 45 minutos... ¡sin hacer absolutamente nada!Otro ejemplo que podríamos poner fue el del 24º cumpleaños de la multimillonaria Paris Hilton. A la rubia heredera le ofrecieron nada más y nada menos que 27 millones de pesetas por dejar su habitual discoteca y acudir al Pure club en Los Ángeles.En octubre de 2008, Leona Lewis fue tentada con 800 mil euros por abrir una tienda Harrods. Pero la ganadora del concurso 'X Factor' rechazó la oferta porque esa marca vende ropa de piel, algo que va en contra de sus principios o ¿quizá la cifra no era demasiado convincente?.Por si esto fuera poco, este año en la semana de la moda en Londres, los diseñadores pagaron escalofriantes sumas de dinero a ciertas 'celebrities' simplemente por sentarse entre el público y aplaudir a las modelos.Beyoncé recibió 12 millones y medio de pesetas, la actriz Julianne Moore se quedó con 7 y medio y finalmente Hilary Duff se embolsó 30.000 euros.¿Recibir dinero a cambio de nada?, el negocio del momento. Ahora todo el mundo quiere ser 'celebrity'. Definitivamente, el mundo se ha vuelto loco.