El Gobierno da el finiquito a sus fundaciones

Blanco saluda a una vecina de Lugo, donde el PSOE repartió propaganda electoral

Madrid- A 5 días de las elecciones, el Gobierno parece afanado en repartir fondos entre los más allegados. Durante todo el año fundaciones como Ideas, Alternativas, Mujeres o Sistema han ido recibiendo dinero de las Administraciones para proyectos de todo tipo y, aunque las organizaciones dependientes de otras formaciones también reciben subvenciones, las ligadas a los socialistas, curiosamente, son de las que más han obtenido. Y la última resolución de subvenciones prima aún más a los «cercanos» al PSOE. Se trata de la publicada el pasado jueves en el Boletín Oficial del Estado (BOE), en la que se citan las ayudas para la «realización de congresos, seminarios y jornadas relacionadas con la cooperación al desarrollo», firmada por la secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Soraya Rodríguez Ramos, quien también es cabeza de lista del PSOE por Valladolid.

De los 223.400 euros repartidos, el 21 por ciento (46.900 euros) se reparte entre las asociaciones vinculadas al PSOE, algo que no ocurría en años anteriores, pues en 2010 sólo recibió fondos, 10.000 euros, la Fundación Mujeres (presidida por la directora de campaña de Alfredo Pérez Rubalcaba, Elena Valenciano) y en 2009 ninguna.

Y ahora, los beneficiarios se multiplican. Así, la Fundación Alternativas, que cuenta en su patronato con José Luis Rodriguez Zapatero o Felipe González, se hace con 10.000 euros para un seminario sobre «la seguridad alimentaria y la nueva escalada de precios»; la Fundación Mujeres de Valenciano obtiene 5.450 euros para el «empoderamiento de las mujeres en el África Subsahariana»; Solidaridad Internacional, presidida por Leire Pajín hasta 2004, logra 8.000 euros; la Plataforma de mujeres cantantes, artistas y escritoras contra la violencia de género, presidida por Cristina del Valle, afín a los socialistas y participante en varios actos del PSOE, se hace con otros 10.000 para un proyecto cuanto menos chocante: «Por una constitución egipcia escrita en femenino», mientras que la Fundación Internacional de Apoyo al Desarrollo Local y Social, cuyo presidente es Gustavo Casal, del PSPV, obtiene 8.000 euros.

Pero, además, en esta ocasión hay una subvención nominativa, la de Fernando Vicario Leal, quien no sólo es miembro del Comité de Dirección de la Fundación Alternativas, sino que también trabajó en la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo. Su dádiva: 5.450 euros.

Pero en este reparto también se observa el origen castellanoleonés de la secretaria de Estado, pues también obtienen fondos organizaciones de Castilla y León como la Fundación General de la Universidad de Valladolid, la Coordinadora de ONGD de Castilla y León, y dos ONG, de Soria y Burgos. En total, otros 24.350 euros.

Y también es llamativo el hecho de que, tratándose de subvenciones de cooperación, Intermon Oxfan reciba la cantidad mínima y Cruz Roja sea suplente. En palabras de Gonzalo Robles, portavoz de Cooperación Internacional del PP, «resulta escandaloso, con gente pasándolo mal, que la ayuda al desarrollo se use para los amigos y se trate de agotar el último cartucho para repartirse el dinero».