El fiasco Ciolos

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

El año y poco que Ciolos lleva al frente de la Comisaría de Agricultura ha servido para que muchos de los que le recibieron con esperanza hayan cambiado de opinión y consideren que el antiguo ministro de Rumanía no ha estado a la altura de lo que se esperaba de él.

A lo largo de estos quince meses se ha puesto de manifiesto que tiene muy poco peso político en el Colegio de Comisarios. Un ejemplo: su colega de Medio Ambiente se adelantó fijando las líneas generales de lo que debería ser la nueva PAC, a la que dotaba, como no podía ser de otra manera, de un fuerte componente medioambiental. Esto es importante porque la Comisión Europea debe elaborar en los próximos meses dos propuestas muy importantes para el sector agrario.

La primera será sobre las perspectivas financieras, de las que dependen la cantidad de dinero que habrá para financiar la PAC; la segunda es sobre la propia PAC. Cuando Ciolos hizo pública su Comunicación sobre la PAC que debería aplicarse a partir de 2014 se pudo constatar que quiere lograr la cuadratura del círculo y contentar a todos. En medios comunitarios se dice que el comisario no va a lograr conciliar todas las ideas anunciadas con anterioridad.

En resumidas cuentas, que Ciolos ha sido uno de los fiascos más importantes de estos 15 meses. Para remate, el presidente Durão Barroso ha colocado de «segundo» a una persona de su confianza, el español José Manuel Silva. Cuando este último ocupó con anterioridad el puesto de director general de Agricultura, ya se plantearon propuestas muy lesivas para el campo comunitario, incluido el español.