Los Goya hablan catalán: «Pa Negre» gana a De la Iglesia y Bollaín

A río revuelto… El «lobby» catalán salió victorioso de la pelea entre el presidente, la vicepresidenta de la Academia y la ministra de Cultura. Los académicos madrileños dividieron sus votos entre Bollaín y Sinde y la película de posguerra en la Cataluña rural se impuso.

Álex de la Iglesia y González Sinde no tuvieron más remedio que posar juntos para los fotógrafos
Álex de la Iglesia y González Sinde no tuvieron más remedio que posar juntos para los fotógrafos

Y lo hizo a lo grande, con los dos galardones más importantes, el de mejor película y director. Las primeras lágrimas asomaron por la joven actriz Marina Comas por «Pa negre», que tardó en despegar, pero luego cogió carrerilla (mejor dirección artística, actriz revelación, actriz de reparto, dirección de fotografía y guión adaptado»). La primera vez que subió al escenario recordó que «después de años siendo un bicho raro, me siento muy agradecido», dijo Villaronga. Tuvo su baño de gloria.

La «antipiratería» sobrevoló toda la velada, el primer chiste de Buenafuente, por segundo año conductor de la gala, estuvo dedicada a su regulación. El humorista, que bajó del techo como un ángel, definió su entrada como una «descarga legal». Poco después, el «showman» le deseó a la ministra que le «emulara» la gala, en referencia a una conocida página de intercambio de archivos. No fue la única referencia, pues Jorge Drexler, al recibir el galardón a la mejor canción original, en un agradecimiento cantado, aludió a los «huevos» que le tiraron a la entrada: «No voy a pedir perdón por vivir de lo que hago». Tampoco lo esquivó el Goya de Honor, Mario Camus, el más aplaudido de la noche con diferencia: «Tenemos que impedir que acaben con nuestro cine».

La ceremonia comenzó con un ritmo vertiginoso y una memorable parodia audiovisual del cine español de los últimos años en el que participaron las caras más conocidas de nuestra industria, pero, poco a poco, se fue apagando hasta perder definitivamente el ritmo televisivo esperable. Buena parte de la culpa la tuvieron los largos agradecimientos de los galardonados. Quizá el momento más brillante de la 25 ceremonia, que auguraba muchas sorpresas, fue el número musical, al más puro estilo Broadway, con Asier Etxeandia, Paco León, Hugo Silva, Inma Cuesta y Luis Tosar, que, aunque no se llevó el galardón al que aspiraba, demostró cantando que es uno de los actores más completos de España: «Lo más bueno es que el Goya desgrava en Hacienda», cantó el protagonista de «Celda 211».

El espontáneo Jump

Javier Bardem cumplió con el pronóstico y logró el quinto premio español de su carrera. Lo dedicó, cómo no, «a mi mujer y a mi hijo por despertarme todos los días el corazón y la sonrisa», aunque, posteriormente, con la prensa no volvió a hacer ningún comentario sobre el asunto. El momento inesperado lo protagonizó el espontáneo Jimmy Jump, que se coló de nuevo en un acto público y burló el exhaustivo sistema de seguridad de la gala. «Como catalán me avergüenzo de este tipo que acaba de salir», señaló Buenafuente. Algunos de los clásicos batieron récords; fue el caso de Reyes Abades (efectos especiales de «Balada triste de trompeta») y Alberto Iglesias (por la banda sonora de «También la lluvia»), que obtuvieron el noveno cabezón de sus carreras.

Rodrigo Cortés subió a recoger el galardón de su guionista, Chris Sparling, que, a la chita callando, iba sumando galardones. Volvió por el de montaje: «Ahora sí tengo un Goya como una olla». Mención aparte mereció el Goya de Honor a Mario Camus, que levantó un aplauso intenso y que hizo una reflexión sobre el oficio del cine. El turno después fue para «El discurso del rey», que se alzó con el Goya a la mejor película europea, mientras la chilena «La vida de los peces» se llevó el equivalente en el apartado de mejor película hispanoamericana.

El pan bajo el brazo

Cuando quedaba ya el último tramo de la gala, comenzó a hacerse cada vez más evidente que iba a ser la noche de «Pa negre». Los dos siguientes premios lo conformaron Frances Colomer, que se impuso como actor revelación y Nora Navas, a la que las quinielas dieron siempre como favorita, y que se llevó el cabezón de mejor actriz protagonista. Se calentaba el ambiente, y no era para menos. Llegaba el turno de saber quién era el mejor director. Se supo en unos segundos: «Pa negre» volvía a estar en boca de todos gracias al galardón para Agustí Villaronga.

La noche estaba prácticamente cerrada y la suerte echada para todos. Solamente quedaba saber cuál era la mejor película y, dada la marcha de los últimos premios, pocas dudas había sobre el resultado final. Pocas o ninguna. «Pa negre» era la ganadora y se hacía así con el noveno Goya de los catorce a los que optaba. La cara amarga de la noche, la del perdedor, era la de Álex de la Iglesia, que, salvo alguna risa de medio lado ante los comentarios de Buenafuente, apenas se descompuso: de 15 estatuillas a las que optaba se tuvo que conformar con dos. Tres se llevó a casa «También la lluvia», las mismas que acaparó «Buried», de Rodrigo Cortés.


Premiados de la XXV edición

- Película: «Pa negre».
- Dirección: Agustí Villaronga(«Pa negre»).
- Actor protagonista: Javier Bardem («Biutiful»).
- Actriz protagonista: Nora Navas («Pa negre»).
- Actor de reparto: Karra Elejalde («También la lluvia»).
- Actriz de reparto: Laia Marull («Pa negre»).
- Actor revelación: Francesc Colomer («Pa negre»).
- Actriz revelación: Marina Comas («Pa negre»).
- Director novel: David Pinillos («Bon appétit»).
- Película europea: «El discurso del rey».
- Película hispanoamericana: «La vida de los peces».
- Guión original: Chris Sparling («Buried. Enterrado»).
- Guión adaptado: Agustí Villaronga («Pa negre»).
- Montaje: Rodrigo Cortés («Buried. Enterrado»).
- Fotografía: Antonio Riestra («Pa negre»).
- Música original: Alberto Iglesias («También la lluvia»).
- Canción original: Jorge Drexler («Que el soneto nos tome por sorpresa»), de «Lope».
- Dirección artística: Ana Alvargonzález («Pa negre»).
- Diseño de vestuario: Tatiana Hernández («Lope»).
- Maquillaje y/o peluquería: «Balada triste de trompeta».
- Sonido: «Buried. Enterrado».
- Dirección de producción: «También la lluvia».
- Efectos especiales: «Balada triste de trompeta».
- Película de animación: «Chico y Rita», de Fernando Trueba y Javier Mariscal.
- Cortometraje de ficción: «Una caja de botones», de María Reyes Arias González.
- Película documental: «Bicicleta, cuchara, manzana», de Carles Bosch.
- Cortometraje documental: «Memorias de un cine de provincia», de Ramón Margareto.
- Cortometraje de animación: «La bruxa», de Pedro Solís García.