El alcalde otorga a su equipo «la máxima nota» en «un año duro»

Sevilla- Con «un aprobado altísimo», evaluó el alcalde a su equipo de Gobierno, para pasar a «la máxima puntuación», al momento, considerando que «en un año duro», «intenso», «no han suspendido ningún programa ni se ha despedido nadie» y avisando de que «el año que viene exigiré más». El alcalde hizo balance de su primer año en el poder, citando los gorrillas como asunto pendiente. En general, resumió Zoido, «no se ha podido hacer más con las circunstancias que hemos tenido».

Atrás quedan los discursos grandilocuentes y los plazos meteóricos –«quince días» o «diez minutos» para Tablada o para la negociación con Ikea–, Zoido, tras su primer año de mandato, baja el balón al suelo, citando la herencia del anterior Gobierno y los tres procesos electorales del año como «circunstancias adversas». «Ordenar lo que había y empezar a trabajar. Nos quedan tres años de mucho trabajo», indicó. Zoido marcó como prioridades el empleo –eso sí, recordando que no tiene estas competencias– y la erradicación de los gorrillas y la prostitución, para lo que no descarta modificar las normas.

El objetivo: «Que en cuatro años en Sevilla se viva mejor», con la austeridad, la eficiencia y el posicionamiento de la marca Sevilla como ejes. El regidor solicitó «comprensión» a los ciudadanos a los que aún no se le han resuelto sus problemas.

Zoido destacó la reestructuración emprendida en el Consistorio, pasando de 21 a siete áreas de Gobierno; la descentralización del poder hacia los distritos; la reducción de altos cargos y asesores; la reducción de salarios de los gerentes, la supresión de dietas por asistir a cualquier consejo de administración y el recorte a la mitad de coches oficiales. El alcalde puso en valor «la confianza en los funcionarios para la dirección de la Administración» y «la presencia de la oposición en los órganos donde se toman las decisiones para su adecuado control».

La herencia
«Hemos encontrado una liquidación del Presupuesto con un saldo negativo cercano a los 51 millones» y «un saldo negativo en el ICAS de 1,7 millones», indicó Zoido. Se ha actualizado la deduda de la Junta, cifrada en 8,6 millones. «La herencia no ha podido ser más dura de digerir», manifestó. Con Mercasevilla, «en disolución»; Tussam, «con 103 millones en pérdidas»; la Fundación DeSevilla, «sin control de la actividad y la mayoría de la plantilla implicada en juicios laborales»; Giralda TV, «en concurso de acreedores»; «un plan de aparcamientos bloqueados y con 13 emplazamientos imposibles y un sinfín de vecinos reclamando una fianza que entregaron»; «recortes» de la Junta «en Empleo y Asuntos Sociales»; «no hay suelo para que Emvisesa construya viviendas»; «gastado todo el dinero de las aportaciones del PGOU»; y «un sinfín de conflictos laborales y sociales».

Por áreas, en Familia, Asuntos Sociales y Zonas de Especial Actuación, el regidor destacó, tras el balance de la situación anterior, el aumento del presupuesto en 8,1 millones, un 15,74%. Mención especial tuvo El Vacie, con «dotación de contenedores y, por primera vez, con recogida diaria por parte de Lipasam». Los comedores sociales han visto incrementado un 10% las ayudas. Aparte, se ha aprobado el «pionero» Plan Municipal de Prevención y Atención a la Infancia y Adolescencia en Riesgo. Otro de los logros, según el Gobierno local, ha sido el plan contra la prostitución.

Cultura, Deporte, Educación y Juventud partió con «una deuda inicial de tres millones» y un «desequilibrio presupuestario grave» que se ha reconducido. Se ha dotado de personal a las bibliotecas y se han hecho «exposiciones de producción propia del ICAS» que se pretenden llevar a los distritos. Zoido destacó la importancia que ha recobrado el ICAS con el nuevo Gobierno. En lo que a Hacienda se refiere, resaltó el esfuerzo para ajustar las cuentas y el pago a los proveedores. En Seguridad, puso de relieve el trabajo del único edil no electo, para la creación de la Policía Local proyectada y, como logros, citó, entre otros, la disolución de macrobotellones. Movilidad fue «donde más cuesta digerir la herencia», con una deuda de 1,5 millones, unos pasos subterráneos mal ejecutados y un plan de aparcamientos que denominó como «el mayor enredo jurídico que he conocido». El desbloqueo de proyectos básico como Fibes o del edificio de La Ranilla, el contrato de mantenimiento para Parques y Jardines, las mejoras en limpieza, la «despolitización» del IMD y la puesta en valor de la marca Sevilla fueron otros de los elementos citados en el balance de Zoido.

El alcalde –que indicó que su obsesión es «cómo ayudar a crear empleo» desde «las escasas competencias» del Ayuntamiento para ello– insistió en su apuesta por convertir a Sevilla en el tercer polo aeroespacial y por el Puerto como zona franca. Además, citó como hitos la Davis, el mapping, el hermanamiento con China y el aumento de los rodajes en la ciudad en más de un 46%.

 

«Ni un proyecto ni una idea propia», resume Espadas
sevilla- El portavoz municipal del PSOE, Juan Espadas, resaltó la «enorme frustración» de la ciudadanía «por la incapacidad del Gobierno de Zoido y porque se esperaba mucho más de lo que ha sido capaz de resolver con su varita mágica». Espadas remitió al análisis detallado del primer año de mandato que se realizará en el Debate sobre el Estado de la Ciudad, aunque avanzó que la línea de Zoido «ha sido la de destruir lo anterior sin aportar ni un solo proyecto nuevo o idea para la ciudad». «La primera gran conclusión evidente es que Sevilla tiene un Gobierno que no gobierna sino que se dedica de manera preferente a mirar para atrás y tomar decisiones claramente encaminadas a deshacer lo que otros hicieron», critico Espadas tras el balance del alcalde.
El líder del principal grupo de la oposición lamentó que en su primer año Zoido «no haya sido capaz de aportar ningún elemento nuevo a la ciudad, ni proyecto ni idea propia que pueda sumar a la gestión». «Esa herencia recibida a la que tantas veces hace referencia en negativo, es la que ha permitido que la ciudad haya seguido funcionando durante este año sin su aportación», dijo.