Empleo presentará en junio cambios en la inspección laboral y en las sanciones

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha adelantado hoy que en junio presentará un anteproyecto de ley que introducirá cambios en la inspección de trabajo, así como en las sanciones e infracciones en el orden social en materia de empleo irregular y seguridad social.

Báñez ha hecho este anuncio en la toma de posesión de 25 nuevos inspectores y de 30 nuevos subinspectores de Trabajo y Seguridad Social. El anteproyecto forma parte del plan de lucha contra el fraude laboral y en materia de seguridad social que se aprobó el pasado 27 de abril en el Consejo de Ministros y que, en algunos de sus aspectos, debe ser desarrollado normativamente.


Según la ministra, el anteproyecto de junio cambiará, entre otras, la ley ordenadora de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, la ley general de la Seguridad Social, el Estatuto de los Trabajadores y la ley de infracciones y sanciones en el orden social. Báñez ha señalado que esos cambios normativos sólo buscan mejorar el trabajo diario de los inspectores y los subinspectores para perseguir el fraude, garantizar los derechos de los trabajadores y evitar la competencia desleal entre las empresas que pagan sus impuestos y las que no.


El plan aprobado a finales de abril estará en vigor hasta 2013 y, entre otras medidas, endurece las condiciones para prejubilar a trabajadores de mayor edad y fija que las empresas con beneficios y con más de 100 empleados tengan que realizar aportaciones a la Seguridad Social si quieren incluir a personal de más de 50 años en despidos colectivos.
Otro de sus objetivos es ampliar el período de prescripción de este tipo de delitos de 5 a 10 años.


Para ello, el pasado 11 de abril el Consejo de Ministros aprobó dicha modificación del Código Penal también a través de un anteproyecto de ley. De acuerdo con el texto, se prevé una pena de prisión máxima de 6 años por delito fiscal en lugar de los 5 establecidos hasta ahora, y recoge que el plazo de prescripción de las infracciones más graves se eleva de 5 a 10 años.
La ministra ha destacado en su discurso que, en la situación actual de crisis y de obligado cumplimiento de la estabilidad presupuestaria, se requiere "intensificar"las acciones contra las actividades fraudulentas en materia de empleo y seguridad social. El ministerio quiere que la "tolerancia sea cero", ha advertido Báñez, quien ha añadido que "nadie puede estar al margen de la ley"y que hay que poner las bases para una nueva cultura del empleo que sea "más justa y más solidaria".