ANÁLISIS Un plan político

La Razón
La RazónLa Razón

¿Cuál es la situación actual en Afganistán?
–La ofensiva de las tropas de combate en el sur de Afganistán en 2010 frenó el empuje de las fuerzas insurgentes en las zonas clave. Ahora los talibán intentarán recuperar de forma agresiva el terreno perdido. Es imperativo que maximicemos nuestro poder de combate para hacernos con más lugares seguros, crear espacios estratégicos en los centros de mayor población, y continuar construyendo las capacidades de las Fuerzas Nacionales de Seguridad.

¿Se compromete la seguridad afgana con la salida de efectivos?
–El plan de retirada entorpecerá con toda seguridad nuestra habilidad para avanzar y nuestros comandantes se verán forzados a hacer cambios significativos en los planes sobre el terreno. La reducción de nuestra fuerza nos hará incapaces de estabilizar las zonas clave del sur y centrarnos en las operaciones contra los santuarios de Al Qaida en el este.

Con este gesto, ¿Obama ha transmitido que le importa más la agenda política nacional que la internacional?
–Cualquier retiro o repliegue debe ceñirse a la realidad sobre el terreno, pero este último anuncio de un acelerado retiro parece ser por razones políticas y está vacío de cualquier justificación militar. La rápida salida complicará los esfuerzos para cumplir los objetivos que marcó el presidente Obama.