El PP «pide» el voto a los socialistas porque Alarte es un líder «marginal»

El secretario general del PP, Antonio Clemente, acusó a Alarte de convertir al PSPV en un partido residual.

De izquierda a derecha, Blasco, Clemente, De León, Boning, Catalá, Medina y Alfonso Rus
De izquierda a derecha, Blasco, Clemente, De León, Boning, Catalá, Medina y Alfonso Rus

VALENCIA- El PP valenciano celebró ayer en Torrent la jornada Municipalismo y Empleo, a la que asistieron más de mil personas, principalmente concejales y alcaldes «populares» y también militantes.
En esta contundente demostración de fuerza preelectoral, el secretario del partido, Antonio Clemente, acusó al líder de los socialistas, Jorge Alarte, de convertir al PSPV «en un partido residual con un discurso marginal» que en estos momentos no representa a la mayoría de los socialistas «honrados y preocupados por la Comunitat».
Por ello, Clemente pidió a estos socialistas que «miren» al PP, que es la forma de pedirles que se cuestiones su voto, en una precampaña electoral en la que, como es bien sabido, no se puede pedir aún el voto a nadie.
Clemente dijo que el PP iba a realizar una campaña centrada en el empleo «porque es lo que le preocupa a la gente» y recordó la propuesta de acuerdo que el presidente Camps ha hecho al PSPV con 63 medidas para generar empleo y revitalizar la economía, al tiempo que lamentó que Alarte «ha remitido un documento con ocho propuestas que es «un insulto para la inteligencia».
El secretario general del PP también se refirió a las listas electorales que el PSPV aprobará el próximo sábado y dijo que Alarte «ha hecho unas listas donde ha puesto a sus amigos y ha eliminado a todos los socialistas dignos que habían representado los intereses de la Comunitat Valenciana". Ésa es su manera de hacer política, ha preferido rodearse de talibanes y mercenarios».
Asimismo, consideró que los socialistas están «tensionando la campaña» y haciendo una campaña de «insultos y descalificaciones». Al respecto, aseguró que los populares «no vamos a entrar en eso porque los ciudadanos lo que quieren es hablar de empleo».
De esta forma, hizo hincapié en que mientras los socialistas se preocupan por las listas, los populares hablarán de sanidad, educación, agua y el déficit de financiación, y recordó que el PP cuenta con un «balance espectacular» de gestión y que «pueden estar satisfechos de las cosas que se han hecho en la Comunitat».


La mudanza de Zapatero
La directora de campaña del PP, Paula Sánchez de León, que también participó en la jornada de Torrent, señaló que las elecciones autonómicas y municipales eran muy importante «para pagar la mudanza de Zapatero de La Moncloa». De León dijo que el PP se presenta a las elecciones «por responsabilidad y porque estamos determinados a concluir con esta etapa de pesadilla en que Zapatero ha convertido a España». Dijo que el PSOE era «la garantía del paro y los ataques permanentes y constantes a nuestra Comunitat» mientras que el PP es «garantía de empleo»