El feminismo de la Beauvoir por Martín PRIETO

El feminismo de la Beauvoir, por Martín PRIETO
El feminismo de la Beauvoir, por Martín PRIETO

Daniéle Sallenave escribe una necesaria biografía de Simone de Beauvoir de la editorial Galaxia Gutenberg. Fue una feminista cuando en los años cincuenta no se tenía muy claro qué significaba el término, y hoy tampoco se sabe si tenían una sociología propia o era simplemente la alumna y amante de Jean Paul Sartre. Éste la bautizó como «el castor» por la fisonomía de su rostro, y además de amarla e instruirla en su filosofía le puso todos los cuernos del mundo. La Beauvoir se vengó tras la muerte de su eterno amante con un libro, «La ceremonia del adiós», en el que relataba sus miserias, cómo buscaba permanentemente el contacto con jovencitas, mientras que le era imposible controlar su incontinencia urinaria. Da igual, ambos están enterrados en el mismo cementerio en París. «El segundo sexo» promocionó a Simone de Beauvoir antes de tiempo. Era una época en la que la derecha de Charles De Gaulle acababa de dar el voto a las mujeres y no fue hasta 1985 cuando las francesas pudieron abrir una cuenta corriente bancaria a su nombre. Su lema, «No se nace mujer, se llega a serlo», fue muy discutido. Francois Mauriac afirmó que lo sabía todo sobre la vagina de la autora, y Albert Camus, que estaba en la línea del existencialismo de Sartre y que le quitaría el Premio Nobel de Literatura, escribió acerca del libro de la Beauvoir que era un insulto al macho latino.Esta biografía la recupera porque hasta en su Francia natal la habían olvidado después de haberse constituido en un verdadero mito. Fue una mujer embroncada con el machismo imperante pero entregada a un hombre como Jean Paul Sartre, de quien, femeninamente, no soportaba sus infidelidades. Era muy inteligente y en «El segundo sexo» construyó un alegato contra la virilidad sin haberla comprendido; fue cayendo no en una vindicación femenina sino en el llanto estéril por la condición femenina. A su pesar, no fue más allá que una compañera de las aventuras políticas de Sartre, trastabillando entre el maoísmo de China, Cuba con sus revolucionarios y con el «Mayo francés». Nunca tuvo un pensamiento político fuera del que tuviera su mentor y amante. Se liberó como mujer llamándole de todo a su maestro cuando se meaba frente a sus alumnas adolescentes de filosofía.«El segundo sexo» fue un libro escrito entre los 50 y los 60; hoy, en el mundo occidental y desarrollado las mujeres tienen unos derechos jurídicos inalienables, por mucho que quede aún por desarrollarlos. La mujer ya no es el segundo sexo en las civilizaciones desarrolladas: hoy existe el burka, pero también la que fuera Consejera General de la Citroën, Madeleine Albright, Condoleezza Rice y Hillary Clinton, por citar sólo a las mujeres más poderosas del mundo, como las últimas Secretarias de Estado de EE UU, que no necesitan ser arrastradas por ningún filósofo de guardia.Fue una mujer muy valiosa que combinó la literatura, el ensayo y la militancia política. Despertó intelectualmente con la II Guerra Mundial y la ocupación alemana de Francia. En «Memorias de una joven formal» reconoce que Sartre correspondía al deseo cuando sólo tenían quince años: «Era el doble en quien me reencontraba, llevada por la incandescencia de todas mis manías. Con él siempre podía compartir todo. Cuando nos separamos la primera vez sabía que nunca más iba a salir de mi vida».El aporte de la Beauvoir consiste en que no sólo se enfrenta al machismo, sino al propio resentimiento de la mujer ante los valores masculinos. Albert Camus, que no la toleraba, debía haber entendido que, sin renunciar a su femineidad, Simone de Beauvoir lamentaba no haber nacido hombre y ello le provocaba la esquizofrenia de su vida y su obra, que la llevó junto a su pareja a la intransigencia de justificar hasta el sovietismo. Vivieron juntos, pero en casas separadas, y la gran feminista fue feminoide espiando a las chicas que subían a visitar a Sartre. No logró dar con las claves de la independencia sentimental y sexual de la mujer.

- Título: «Contra todo y contra todos»- Autor: Simone de Beauvoir- Edita: Galaxia Gutenberg- Precio: 30 euros