La campaña contra Camps

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Los más jóvenes no lo recordarán, pero los que ya andamos entrados en años tenemos en la memoria la imagen del PSOE, en los difíciles años de la Transición, dedicado a una brutal campaña de acoso y derribo contra UCD. Suárez era el blanco de los insultos y se hacían las más variopintas acusaciones contra los ministros. Llegó a anunciar auditorías de infarto cuando llegara al Gobierno. El tiempo pone a todos en su sitio. Suárez es uno de los grandes políticos de la historia de España y sus ministros eran brillantes profesionales que se dedicaron a la política para servir a su país. No hubo escándalos de corrupción, a diferencia del felipismo. Algunos vuelven ahora a las andadas y su blanco es el presidente valenciano. La situación es insólita, porque las filtraciones se suceden en otro intento por destruir a un adversario que les gana en las urnas. No les importa que sea inocente y tenga una trayectoria impecable. Los valencianos quieren a su presidente y cuenta con el apoyo del PP. El PSOE lo tiene imposible.