ANÁLISIS Cómo crear trabajo

La Razón
La RazónLa Razón

¿Por qué no hacen públicas las autonomías sus cuentas de forma regular?
–La información es cara, tanto en términos administrativos como políticos. De poder evitarlo, nadie rinde cuentas. Pero esa sería sólo una respuesta parcial e injusta. Aunque no fuera más que por consideraciones prácticas, crear la cultura y la capacidad necesaria para presentar información de forma coherente requiere tiempo y esfuerzo.

¿Habría que imponerles un techo de gasto, como el que ya existió en España, para atajar el déficit?
–Las medidas de control presupuestario pueden funcionar, pero sólo si están cuidadosamente diseñadas. Es tentadoramente peligroso pensar que podemos diseñar una norma, dirigida a un objetivo claro, para atajar problemas fiscales. Hay muchos ejemplos: techos de gasto que no lo contienen, límites a la deuda que conviven con un crecimientos del endeudamiento… Si se impone un límite al gasto, parece poco probable que deba funcionar de forma aislada.

¿Cómo puede ayudar una reforma laboral más estricta a nuestra economía?
–Los problemas que aquejan al mercado laboral no son sencillos, como tampoco sus soluciones. No se trata sólo de crear trabajo, hay que garantizar que sea de calidad y productivo. Redefinir el sistema requeriría aunar una mayor flexibilidad de contratación para las empresas con políticas de creación de empleo, que favorecieran la productividad de los trabajadores. La crisis ha provocado que nuestra famosa dualidad produjera unas dinámicas de transición en el mercado de trabajo especialmente perniciosas.

Quizá la más peligrosa sea la gran cantidad de personas con una larga sucesión de trabajos temporales que pasan, cada vez más, a situaciones de paro prolongado. Unas políticas activas de empleo podrían ayudar a evitar que los trabajadores pierdan capital humano en el proceso. No cabe pensar que la reforma laboral, por sí misma, vaya a crear mágicamente empleo. Lo que podemos esperar es que proporcione un marco favorable y puede tener algo de potencial inmediato, pero lo más importante es un cambio estructural a más largo plazo.