Al menos 15 jóvenes asesinados en un lavado de coches en México

Al menos quince jóvenes fueron asesinados hoy en la ciudad de Tepic, en el estado mexicano de Nayarit, y tres más resultaron heridos en un ataque perpetrado por personas armadas contra un negocio de lavado de automóviles, informó la Procuraduría General de Justicia del estado.

La Secretaría de Gobernación (Interior) emitió un comunicado donde "expresa su más enérgica condena al ataque perpetrado en contra de un grupo de jóvenes en Nayarit", y "extiende sus condolencias a los familiares y amigos de las víctimas".

El titular de Gobernación, José Francisco Blake Mora, se ha comunicado con el gobernador de Nayarit, Ney González Sánchez, para reiterar la voluntad de cooperación del Gobierno federal en materia de seguridad, agrega la nota.

El primer balance de los hechos es de quince asesinados y tres más heridos en la acción ocurrida esta mañana, alrededor de las 10.30 hora local (16.30 GMT) por individuos que dispararon contra los jóvenes desde varias camionetas, indicaron fuentes de la fiscalía.

Los primeros datos indican que "la mayoría"de las víctimas son jóvenes que fueron agredidos por varios sujetos armados cuya identidad se desconoce, en el negocio, ubicado en la avenida Rey Nayar de la colonia Lázaro Cárdenas.

Algunas versiones preliminares de los hechos que aparecen en diarios electrónicos apuntan a que las víctimas podrían ser trabajadores del negocio de lavado de autos que, a la vez, pertenecían a un centro de rehabilitación para drogadictos, pero este extremo no fue confirmado por la fiscalía ni por Gobernación.

La nueva matanza se suma a otras dos masacres ocurridas los pasados 22 de octubre en Ciudad Juárez, y el 23 de octubre en Tijuana, en donde fueron asesinados 14 y 13 jóvenes respectivamente.

Los jóvenes, moneda de venganza
En el primero de esos casos, el pasado viernes, varios hombres armados irrumpió en una fiesta disparando indiscriminadamente contra la concurrencia, lo que dejó las 14 víctimas mortales y otras tantas más heridas.

Por otra parte, dos días después en Tijuana, noroeste del país, trece personas más fueron asesinadas la noche del domingo en un centro de rehabilitación de adictos a las drogas de esa ciudad. La Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) de la urbe identificó ya plenamente a las víctimas del centro de rehabilitación "El Camino", todos de edades comprendidas entre los 19 y los 56 años.

Las muertes se suman a la ola de violencia que sufre México y que desde que asumió el poder el presidente Felipe Calderón en diciembre de 2006 y el pasado agosto había dejado más de 28.000 víctimas mortales, en la mayor parte de los casos en acciones relacionadas con el crimen organizado.

El mandatario ha convertido el combate a las organizaciones criminales en una de las prioridades políticas de su mandato (2006-2012) y desplegado al Ejército para hacer frente a la criminalidad en las zonas más conflictivas del país, pero hasta el momento no ha conseguido que disminuya la violencia.

El Gobierno señala que buena parte de la misma deriva de pugnas por el control del tráfico de drogas y otros negocios ilícitos en México, especialmente en las regiones fronterizas, aunque en ocasiones también miembros del Ejército y de las policías han perdido la vida, así como algunos civiles.