Felicidad compartida

Las personas más cercanas a la duquesa de Alba destacan su vitalidad y comparten la alegría por haber encontrado en Alfonso Díez una persona que la aleja de la soledad y la hace feliz 

La Razón
La RazónLa Razón

Lina: «Halló a alguien que la hace feliz»
«Hace mucho tiempo que la conocí, hará como 45 o 50 años. Es una mujer encantadora desde el primer día hasta hace poco que la vi. Cariñosa, una maravilla, simpatiquísima, de buen corazón, da gusto hablar con ella. Me encanta que se case, francamente. Venimos a tener la misma edad y casi los mismo hijos. Hemos coincidido en muchas cosas, se van casando los hijos, te quedas sin marido, como me pasó a mí, y te encuentras sola, y más en un palacio metida… Ha encontrado a una persona que la hace la vida feliz. Como la quiero, me alegro. Yo me alegro muchísimo».

Tere Pickman: «Posee unas ganas inmensas de vivir»

«Conozco a Cayetana desde que yo era niña, ya que era amiga de mis hermanos Miguel (duque de Primo de Rivera ) y Rosario Primo de Rivera; anteriormente mi abuela Maria Teresa Pickman era muy amiga de Doña Sol , tía de Cayetana. La amistad y el cariño de las dos familias viene de lejos. Nos gustan las mismas cosas y nos divertimos mucho juntas. Cayetana de Alba es una buenísima persona, religiosa, divertida, entretenida ,amena y, sobre todo, con unas ganas inmensas de vivir, que es lo que la hace ser una persona joven. La decisión de casarse es algo muy personal, y si ella ha elegido dar ese paso le deseo la mayor felicidad del mundo».

Duquesa de Fernandina: «Mantiene viva la nobleza histórica»

«Conocía a Cayetana Fitz-James Stuart y Silva de siempre pero empecé a tener una amistad desde los años 80, cuando me casé con Tomás Terry, gran amigo de toda la vida de la duquesa. De ella, destacaría el compromiso con su casa, que ha sabido mantener siempre en el máximo nivel, su vitalidad, su enorme interés por todo lo que sucede en el mundo y su sentido de la libertad. También admiro su gran trabajo para llegar a mantener viva la nobleza histórica. En cuanto a su matrimonio, mi gran respeto puesto que es la decisión de dos personas que se quieren y, como siempre, ha dejado salvaguardados los intereses de sus hijos y su casa».

Curro Romero: «Todos tenemos derecho a tener ilusiones»

«Cayetana siempre ha sido una gran aficionada, por lo que todo el mundo del toreo la tiene en gran estima. Tenía como ídolo a Pepe Luis Vázquez. Cuando se retiró el gran torero, esa admiración taurina la depositó en mí. Siempre mantuvimos una buena relación, a partir de mi boda con Carmen Tello, la amistad se hizo mas estrecha. Nos vemos con mucha frecuencia y compartimos veladas muy agradables. Como decía, siempre los toros han sido muy importantes en su vida. En el actual momento le gustan mucho figuras como Julio Aparicio, Cayetano y Francisco Rivera y Manzanares. No me gusta nunca opinar de la vida privada de los amigos, respeto siempre las decisiones que toman y por lo tanto les deseo mucha felicidad. Además creo que todo el mundo tiene el derecho a no sentirse solo y tener ilusiones».

Espartaco: «Desprende energía y optimismo»

«Conozco como aficionada a la Duquesa de Alba. Ha tenido la gentileza de invitarme a su casa y he coincidido con ella en casa de amigos comunes. Para mí y para todos mis compañeros es un motivo de satisfacción y agradecimiento, cuando hacemos el paseíllo en una plaza de toros y vemos a la duquesa en la barrera. Me parece una mujer excepcional, que se desvive por atenderte y hacerte grato cualquier encuentro. Además, la duquesa de Alba desprende energía y optimismo. Me parece muy bien que Cayetana busque la felicidad y si con este matrimonio la encuentra, me sentiré contento y siempre contará con mi admiración y afecto».

Tony Benítez: «Es muy especial, pero siempre apuesta por la sencillez»

«Mi relación con Cayetana Fitz-James Stuart se remonta a más de treinta años, cuando iba a la Feria de Abril con su tía Doña Sol, una de las caballistas más elegantes de la época. Es una perosnal muy especial, muy particular, pero que siempre apuesta por la sencillez. Durante muchos años he diseñado para ella, algo que fue relativamente fácil porque tiene un gran sentido de la estética. Aunque la gente la vea como una persona un poco hippie, lo que hay es una profunda elegancia. Por ejemplo, cuando le hice el traje para la boda de su hijo Cayetano, me inspiré en la historía de la Casa de Alba».

Tomás Terry: «Admiro su disciplina y su capacidad»

«Conocí a Cayetana en una Feria a través de su íntima amiga Lola Vázquez Parladé. Al año siguiente me convidó a pasar la Feria en Las Dueñas y, prácticamente, no he fallado un año desde entonces. Siempre he admirado su gran disciplina y su capacidad para acudir a todos los sitios en los que considera que una duquesa de Alba debe estar, importantes o sencillos. Destacan sus numerosísimas obras de caridad, así como su tremendo trabajo de conservación y mejora del patrimonio histórico de la Casa de Alba, pues ha logrado mantener y mejorar Liria, Las Dueñas, Monterrey. Ha sido una gran embajadora de España y de Andalucía, nunca ha desatendido una petición para apoyar con su figura el nombre de nuestro país, nuestros productos o tradiciones. Como a toda amiga que toma una decisión importante, le deseo lo mejor y muchísimas felicidades».

María Rosa: «Apoya el ballet y es una auténtica bailarina»

«Conozco a la duquesa desde hace mucho tiempo. He tenido el honor de que haya venido a verme bailar. Incluso de bailar con ella en la Feria de Sevilla. Todo el mundo de la danza le tiene un especial cariño porque no sólo ha apoyado desde el patio de butacas a los ballets sino que además es una auténtica bailaina y bailaora que ha aprendido con los mejores. En cuanto a su boda, a mí como una mujer que lleva viuda mucho tiempo me alegra muchísimo que haya encontrado una persona con la que compartir su vida. Le deseo lo mejor».