El PNV exige que el texto incluya la autodeterminación

La izquierda minoritaria no espera acercamiento

PNV pide que la Constitución recoja la autodeterminación
PNV pide que la Constitución recoja la autodeterminación

MADRID- Si el interés de PP y PSOE es mayúsculo en que los nacionalistas catalanes no den el portazo al acuerdo constitucional, se da por descontado que el PNV ni quiere ni estará en el mismo, mucho menos después de conocer el sentido de sus enmiendas al articulado. De hecho, pese a que desde La Moncloa ayer se dijo que Zapatero se había puesto en contacto con todos los grupos políticos, los vascos niegan la mayor y defienden que ni PP ni PSOE se han dirigido a ello.

Y es que lo que ayer avanzó su portavoz parlamentario, Josu Erkoreka, es que su grupo pretende que se reconozca el derecho del pueblo vasco a la autodeterminación, además de una mención expresa a los territorios forales vascos. Lo contrario, sostiene, «constreñiría su capacidad finaciera».


Territorios forales
El PNV planteará por tanto dos enmiendas a la proposición de reforma constitucional en los anteriores términos para que el artículo 135 de la Carta Magna reconozca a «los territorios forales» para ser autorizados por ley o norma foral a emitir deuda pública, junto al Estado y las comunidades autónomas. También que recoja el derecho de autodeterminación. ¿El objetivo? El de siempre: «Que los vascos decidan si quieren tener una soberanía propia o compartida con otros pueblos». La literalidad de la enmienda recoge «lo esencial» de la declaración que el pleno del Parlamento vasco aprobó en 1990 porque «en todas las iniciativas que tengan relación con la defensa de los derechos colectivos del pueblo vasco o sus aspiraciones de autogobierno, el punto de arranque han de ser siempre las instituciones vascas y los consensos alcanzados en su seno, y no los planteamientos individuales que pueda formular a este respecto cada formación política».
 
El portavoz del Grupo Vasco en el Congreso, Josu Erkoreka, que presentó sus propuestas de modificación ayer en Bilbao, exigió, según recoge Efe, al lendakari, Patxi López, que «ordene» a los nueve diputados del PSE-EE de la Cámara Baja que voten contra la modificación del texto constitucional, si realmente están en contra de la reforma como dio a entender el líder de los socialistas vascos. Fue su particular forma de emplazar a López a que sea «consecuente con lo que predica y postula», además de la constatación de que el nacionalismos vasco está ya en clave electoral. Bien es cierto que el lendakari fue de los primeros dirigentes territoriales del PSOE que mostró su recelo a las formas con que se había impulsado la reforma y el único que no estuvo en el cónclave de barones convocado por Rubalcaba el lunes pasado para aplacar el amago de rebelión que se temió en el PSOE cuando se conoció el acuerdo impulsado por Zapatero y Rajoy.

Con la izquierda minoritaria tampoco ha habido contactos para buscar el acercamiento, pues IU, junto con ERC y BNG, presentarán una enmienda a la totalidad. El desacuerdo es radical, ya que su posición es que se suprima el criterio de contención y evolución de la deuda. Nadie se ha puesto en contacto con ellos, y tampoco lo esperan.


PNV
Independencia

Pretenden que se reconozca el derecho del pueblo vasco a la autodeterminación, además de una mención expresa a los territorios forales vascos. Lo contrario, «constreñiría su capacidad financiera».
IU
Referéndum

Defienden una reforma alternativa de la Constitución para incluir en la Carta Magna la exigencia de converger en gasto social con Europa y de someter a referéndum las modificaciones constitucionales.