El Auditorio Nacional suena a flamenco y jazz

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

No faltó nadie a la puesta de largo del Centro Nacional de Difusión de la Música (CNDM), cuya primera temporada presentó ayer su responsable, Antonio Moral, acompañado del director general del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y la Música (Inaem), Félix Palomero. En la sala de tapices del Auditorio Nacional, sede de este organismo, se vio a compositores, directores e intérpretes. Moral se explayó con la programación para la temporada 2011-2012, llena de novedades: «La gente me pregunta que qué es esto. Y yo les contesto que es como un ‘‘3 en 1'', un lubricante que abre puertas hacia obras alejadas de los circuitos convencionales. Queremos hacer frecuente la música que no está en el repertorio», comentó.

La ambición de Moral
En total serán 117 conciertos en 14 ciudades diferentes con una programación que calificó como «ambiciosa». «La música se puede utilizar como antídoto para la crisis, y eso es lo que vamos a hacer». Después de unos meses de infarto, el extenso programa pivotará sobre varios ciclos como el «Victoria 400», que celebrará el 400 aniversario de Tomás Luis de Victoria; un monográfico dedicado a Manuel de Falla; sendos ciclos dedicados a la recuperación y difusión de músicas históricas, con sede en Palencia y Cádiz; muestras de música antigua, barroca y contemporánea española; así como las Series 20/21 y Universo Barroco, que tendrán su sede en el Auditorio Nacional y el Centro de Arte Reina Sofía. Una atención especial merece el ciclo Andalucía Flamenca, que reunirá ocho conciertos y un recital extraordinario en la Sala Sinfónica que tendrá como protagonista a José Mercé, aunque –sin menospreciar al maestro– a quien se espera como agua de mayo (Moral se apuntará un tanto si consigue traerlo a Madrid) es a El Cabrero, «un artista enorme, con veinte años de trayectoria que canta donde, cuando y como quiere. La esperanza la tenemos», confesó el director del CNDM. El jazz entrará también por la puerta grande con cuatro conciertos.