África

Egipto afirma que el acuerdo de paz con Israel «no es sagrado»

El primer ministro egipcio, Essam Sharaf, ha abierto por primera vez la posibilidad de revisar el histórico acuerdo de Camp David de 1978 entre Israel y Egipto, que selló la paz entre ambos países tras un acuerdo auspiciado por el presidente de EE UU, Jimmy Carter, y rubricado por el «rais» egipcio Anuar al-Sadat y el primer ministro israelí Menachem Begin.

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Tras la caída de Mubarak, parte de la sociedad egipcia está presionando al Gobierno militar de transición para que rompa los lazos con su aliado israelí. «El acuerdo de Camp David no es sagrado, siempre está abierto a una discusión sobre lo que podría beneficiar a la región y a una paz justa... así que podríamos cambiarlo si fuera necesario», dijo ayer el primer ministro israelí durante una entrevista concedida a una televisión turca, informa Reuters. Esta declaración podría deteriorar un poco más las relaciones entre ambos países, agravadas a raíz de los incidentes en El Cairo que terminaron con la evacuación de la embajada israelí en la capital tras ser asaltada por manifestantes egipcios.

El acuerdo de Camp David, que permitió a Egipto recuperar la península del Sinaí mientras que Israel lograba firmar la paz con la primera potencia árabe en la región, fue interpretado por el resto de los países árabes como una traición. El presidente Sadat murió en 1981 a manos de un islamista radical.


Erdogan exporta el Estado laico
El islam y la democracia pueden coexistir dentro de un mismo país «sin ninguna dificultad». Éste es el mensaje que lanzó ayer el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, en Túnez, segundo país en su gira por la región que concluye mañana en Libia. Erdogan puso como ejemplo a Turquía. «Un musulmán puede gobernar con éxito un Estado», añadió el mandatario. Túnez celebra elecciones parlamentarias en octubre, nueve meses después de la revuelta que terminó con el presidente Ben Ali.