África

París cree que la cuenta atrás ha empezado en Libia pero desconfía de Gadafi

El ministro francés de Defensa, Gérard Longuet, consideró hoy que "la cuenta atrás ha empezado"en la operación para desalojar del poder a Muamar el Gadafi, pero dijo que desconfía de la actitud que puede adoptar el líder libio porque "no es racional".

Gadafi "puede optar por la estrategia del búnker y tomar como rehén a la población de Trípoli", advirtió en una entrevista a la cadena de televisión "France 2"Longuet, quien abogó por la prudencia. En cualquier caso, puso el acento en que las cosas cambian en la guerra porque "la población libia, de todos los orígenes, tiene ahora la certidumbre absoluta de que Gadafi ya no representa una solución de futuro".


El ministro francés explicó los pocos avances que habían conseguido hasta ahora los rebeldes en las pasadas semanas porque muchos no tenían experiencia militar y han tenido que formarse.


Esos rebeldes anunciaron ayer haberse hecho con el control del barrio oriental del enclave petrolero de Brega tras cinco días de combates con las fuerzas fieles régimen de Gadafi, que por su parte ha negado esa conquista.


Por otro lado, Longuet criticó las declaraciones de responsables socialistas franceses que reclaman una aceleración de la retirada de las tropas de su país en Afganistán, para que estén todos fuera del país a finales de 2012, dos años antes del calendario presentado la semana pasada por el jefe del Estado, Nicolas Sarkozy.


El ministro conservador recordó que la decisión de implicar a Francia en la operación militar internacional en Afganistán se tomó y se aplicó cuando el primer ministro era el socialista Lionel Jospin, y que "cuando se forma parte de una coalición, uno no puede des-solidarizarse".