Aguirre sobre Dragó: Vamos a quemar libros como Torquemada

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha salido al paso de las polémicas afirmaciones recogidas en uno de los libros de Fernando Sánchez Dragó en las que hace referencia a unas supuestas relaciones con menores de edad en Japón en 1967 y ha señalado que la historia de la literatura "está plagada de relatos absolutamente reprobables", pero ha señalado que la literatura "es eso, literatura".

"La Historia de la literatura esta plagada de relatos, de actos absolutamente reprobables. Toda la Historia de la literatura", ha señalado en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno.
En este sentido, ha citado como ejemplos los casos de Gabriel García Márquez, Henry Miller o Jaime Gil de Biedma, y se ha preguntado si hay que condenarles por lo que han escrito en alguna ocasión.

"¿Qué pasa? ¿Que hay que quemar esos libros en la hoguera como si fuéramos Torquemada? ¿O mejor quemamos a los autores? Si hubiera hecho propaganda o apología de un delito en una televisión pública, evidentemente que no, pero la literatura es eso, literatura", ha concluido Aguirre.

El Gobierno llegará a regular hasta lo que hacemos en el dormitorio
La presidenta de la Comunidad de Madrid ha dicho hoy que no le sorprendería que el Gobierno llegara a regular hasta "lo que hacemos en el dormitorio", dada su obstinación por "meterse en nuestras vidas hasta el final".

Aguirre se ha expresado así en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno semanal, al ser preguntada por una proposición no de ley aprobada recientemente por el Gobierno para fomentar los juegos no sexistas en la educación primaria.

"No sé como no nos regulan hasta lo que hacemos en el dormitorio", ha respondido al respecto la presidenta regional, que ha confesado desconocer las particularidades de esta iniciativa del Gobierno de España. No obstante, ha señalado que no le sorprendía esta idea porque la considera propia de un Gobierno que "se mete en nuestras vidas hasta el final".


González-Sinde cumplía órdenes cuando no saludó a De la Riva
Esperanza Aguirre, ha asegurado que la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, "al parecer", recibió una orden para "negar el saludo"al alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, durante la Semana del Cine, y ha tildado de "hipócritas y fariseos"a los socialistas por no condenar las declaraciones fuera de tono que se vierten por miembros de su propio partido.

"Tan hipócritas y fariseos son cuando se trata de algo que ha dicho algún miembro del PP", ha señalado en la rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno, donde ha recordado que el presidente del Congreso, José Bono, se dirigió a ella como una de esas mujeres que "besa de día y muerde de noche", mientras que la ex ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, dijo que la propia Aguirre "tenía que estar colgada de una catenaria".

"Nada de eso ha recibido condena", ha lamentado. Asimismo, ha asegurado que no le sorprendería que existiera una campaña contra el portavoz del PP en Leganés, Jesús Gómez, a quien supuestamente, el alcalde, Rafael Gómez Montoya, habría insultado en la última Junta de portavoces previa al pleno municipal.

"Según las encuestas, el PP de Leganés, que ya lleva dos elecciones ganadas, en estas ganaría por mayoría absoluta, y creo que la campaña de desprestigio contra Jesús Gómez es un hecho. La manipulación en un artículo escrito en el 2000, diciendo exactamente lo contrario de lo que decía, ha llevado a las protestas de un grupo político, y ayer, al insulto del alcalde de Leganés, que yo repruebo y condeno y exijo que pida disculpas", ha explicado.