Rosique insiste en el cierre del Rosell por los ajustes

La Razón
La RazónLa Razón

CARTAGENA- La responsable de Sanidad del Grupo Parlamentario Socialista, Teresa Rosique, manifestó ayer que tanto desde la Consejería de Sanidad como desde la gerencia del Área de Salud de Cartagena se ha estado mintiendo a los ciudadanos, al asegurar que íbamos a tener dos hospitales: el de Santa Lucía y el Rosell. La socialista denuncia, que el Plan de Reequilibrio del Gobierno regional, está produciendo la eliminación progresiva de servicios en el hospital del Rosell, «lo que está conduciendo a una muerte lenta a dicho hospital». La diputada agregó que «se quedan sin resolver los problemas estructurales del Área de Salud de Cartagena en materia hospitalaria que la consejera reconoció» y, declaró que la Comunidad Autónoma «incumple sus promesas y engaña a los ciudadanos. Además conllevará el despido de decenas de trabajadores de la sanidad».