«Coaching» y «pedantes» por Fernando Chornet

La Razón
La RazónLa Razón

Hace unos días recibí una invitación para acudir a una sesión informativa sobre unos cursos de «coaching dialógico» que iba a impartir una prestigiosa universidad privada de Madrid. Creía conocer bien los diferentes tipos de «coaching» existentes en el mercado, pero reconozco humildemente que «coaching dialógico» no me sonaba absolutamente de nada. Llamé por teléfono a los organizadores del evento y no supieron darme explicación alguna, únicamente me aseguraron que era un tipo muy especial y efectivo de «coaching».

Para aclarar mi duda, consulté el diccionario de la Real Academia Española de la Lengua y comprobé que el término dialógico significa «Perteneciente o relativo al diálogo; Que presenta forma dialogada». La memez y pedantería de los organizadores de estos cursos es tan grande como su ignorancia. Todos los estudiosos y profesionales del «coaching» sabemos que es un proceso de mejora de habilidades personales a través del «diálogo». Hablar entonces de coaching dialógico es tan absurdo como hacerlo de farmacia «medicinal» o de derecho «legal».

Son conceptos inseparables e implícitos. Por supuesto que el derecho es legal, recoge las leyes vigentes; que la farmacia es medicinal, se dedica a preparar medicinas; y que el «coaching» es dialógico (ya me he aprendido la palabreja), porque sólo se puede aplicar a través del diálogo. Mal empieza esta universidad en esta disciplina. Deseo que se dejen de pedanterías y se dediquen a enseñar «coaching».