Puig opta por el tripartido por Iñaki Zaragüeta

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

El PSPV no encuentra su camino. Desorientado durante dos décadas sobre su conexión con la sociedad valenciana y, por tanto, su papel a protagonizar, da la impresión de que los últimos descalabros electorales le han servido de poco. Sólo así se explica la decisión de formar un frente político con Comprimís y Esquerra Unida, como si el modelo similar al tripartito de tan infausto recuerdo para Cataluña, fuera su tabla de salvación.

Si la preocupación de los socialistas valencianos se centra exclusivamente en los bocados de la izquierda radical en las urnas, su amanecer se mantendrá, como diría García Márquez, estragado. Si la conjunción de intereses del PSPV con EU y Comprimís en el asunto de la RTVV indica su camino futuro, el resultado no será otro que la erosión. Para votar a un PSPV aliado con comunistas y extremistas, mejor los originales.

Un partido que piensa en ser alternativa de Gobierno, debería tener su propio proyecto y en él debe entrar el sector centrista que, según el momento, puede votar PP o PSPV. Así es la vida.