El Tesoro paga más que Portugal y Grecia por su deuda a corto plazo

Los mercados siguen sin dar un día de tregua a la economía española. Ayer, en la última subasta del mes de noviembre, el Tesoro tuvo que elevar la rentabilidad de las Letras a tres meses en un 122,1% para poder cubrir los objetivos fijados el día anterior y dejar una amplia demanda insatisfecha entre los inversores.

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

MADRID-Para ello, España tuvo que pagar intereses superiores a los abonados por Portugal y Grecia, dos países que han tenido que ser rescatados por la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional.

El Tesoro pagó un 5,22% de interés por las Letras a tres meses y un 5,33% por las Letras a seis para poder colocar en la subasta de ayer 2.978 millones de euros (966 millones en el plazo más largo). Hace menos de un mes, concretamente el pasado 25 de octubre, España había pagado un 2,35% y un 3,35%, respectivamente. Habría que remontarse a los años 1993 y 1997 para encontrar intereses más altos.

El doble de caras
En el caso de las Letras a tres meses, el Tesoro ha pagado más del doble –un 122,1% más–, que en octubre para colocar entre los inversores 2.012,2 millones de euros, muy por debajo de la demanda: 5.738,2 millones. La rentabilidad ofrecida para las Letras a seis meses fue un 59,1% superior a la del mes anterior.

Para entender la presión que está soportando estos días la deuda española en los mercados de renta fija, basta remontarse al mes de marzo, cuando nuestro país pagaba rentabilidades del 0,93% y el 1,38%.

José Luis Campuzano, analista de Citi, cree que ya no hay que hablar de riesgo país sino de «restricción financiera del sector privado difícil de superar, a no ser mediante una intervención en el mercado para cortar la especulación y facilitar liquidez». La intervención del Banco de Valencia no ha hecho más que agravar el problema y acabar con la racionalidad del mercado.
Este mismo mes, Portugal pagó por sus Letras a tres meses en una colocación de 1.224 millones de euros un interés del 4,997%. El caso de Grecia fue muy similar. Por idénticos plazos a los españoles abonó intereses del 4,63% y 4,89%, respectivamente.

 

Dos serios obstáculos
DESCONFIANZA
Las dudas de los inversores se han vuelto sobre el sistema financiero y el coste de su recapitalización después de la intervención del Banco de Valencia el lunes.
SOBRECOSTE
Según los técnicos de Hacienda agrupados en Gestha, España tendrá que pagar un sobrecoste de 23,5 millones por el alto interés.