Y la mujer moldeó al hombre

Es un tópico o ¿de verdad las mujeres cambian a los hombres? Comenzar una nueva relación nos cambia a todos, incluso a los mayores rompecorazones. George Clooney es un ejemplo. Una belleza mediterránea, de amplia sonrisa y gran desparpajo atrapó, hace un año, al eterno conquistador que desde entonces no es el mismo

ENAMORADOS: Les presentó una amiga común en junio de 2009
ENAMORADOS: Les presentó una amiga común en junio de 2009

Él visita a menudo Milán, tiene una casa en el lago Como y, en uno de sus viajes, una amiga le presentó a una de las estrellas de la televisión italiana, Elisabetta Canalis. El resto ya es historia.

Pero ¿ha conseguido Canalis el objetivo de muchas mujeres: cambiar a su pareja? «Su estilo se ha sofisticado. Ha dejado su eterno blaizer a un lado y se le ve mucho más desenfadado», apunta Jesús Cicero, estilista experto en moda masculina. Llevan apenas más de un año saliendo y su evolución ha sido fugaz, aunque su imagen «cercana y divertida la mantiene», apunta Santiago Mollinedo, director general de Personality Media. Las grandes firmas cuentan con los análisis que esta empresa realiza de la proyección de «celebrities» internacionales y patrias para saber cuál se ajusta mejor a la idea de marca que quieren transmitir. Por ello, cualquier cambio en la vida personal y profesional de un famoso repercute en su caché publicitario. La vinculación de Nespresso con Clooney cumple cinco años y, según Mollinedo, «el resultado es espléndido. El intérprete tiene valores muy asentados, es conocido por el 90 por ciento de la población y el anuncio que protagoniza es muy bueno». Se desconoce cuánto puede cobrar por prestar su imagen, pero «no menos de un millón de euros», aventura. A la firma suiza se suman Martini, Toyota y la española Porcelanosa, todas ellas transmiten lo mismo: elegancia y cercanía. Su interés por el actor tan sólo cambiaría si, con el tiempo, transmitiera unos principios diferentes, como le ha pasado a su amigo Brad Pitt: «Desde que está con Angelina Jolie llevan una comunicación más familiar, en la que subraya su labor como padre de familia numerosa», explica el analista.

Un estilo más refinado

A Elisabetta todavía le queda mucho para convertirle en un padrazo. Sin embrago, como apunta la estilista Alicia Sonlleva, «Clooney ha abandonado su ‘‘look'' de motero con el que salía de marcha con Pitt por un estilo mucho más sobrio y elegante». Y es que, a pesar de su atractivo innato, el actor necesitaba refinar su estilo. «La persona que elijas como compañera influye mucho en tus cambios de estilismo. Un buen ejemplo es David Beckham. Fue Victoria, su esposa, quien le convirtió en el icono que es hoy», explica Sonlleva. Aunque no todos los cambios son positivos, y el entorno también puede afectar. «Desde que Penélope Cruz sale con Javier Bardem ha descuidado mucho su estilo. Va mucho más desaliñada, pero eso no creo que afecte a sus contratos publicitarios. Sólo un gran escándalo podría terminar por desvincularla de L'Oréal», afirma la especialista en moda. Mollinedo apunta en la misma dirección, ya que no cree que la dejadez de Pe perjudique su contrato con la firma de cosméticos. «Por la campaña internacional que protagoniza puede llegar a cobrar entre 800.000 y un millón de euros y no creo que eso cambie. No obstante, desde que confirmó su embarazo puede que numerosas firmas de productos familiares se hayan puesto en contacto con ella. Además, en publicidad los dos juntos valen más», añaden desde Personality Media.

Clooney, Beckham, Pitt, son muchos los hombres que han cambiado su estilismo desde que tienen una mujer a su lado. Los cambios sustanciales se producen a largo plazo, sin embargo, desde el primer momento, «la mujer intenta colarse en el armario de su novio», afirma Sonlleva. Iker Casillas es un claro ejemplo de la influencia que tienen las féminas. Su ‘‘look'' se ha refinado desde aquel famoso beso que confirmó su relación con Sara Carbonero. «Ha abandonado su estilo desgarbado, de chico de barrio desde que ella le aconseja», añade la estilista. Jesús Cicero mantiene el mismo argumento: «Se ha afeitado la barba y eso le da un aire mucho más soft» . Otro futbolista, Cristiano Ronaldo, también ha pulido su imagen desde que sale con la «top» Irina Shayk, «ahora va menos hortera», comenta. Pero, al igual que con Penélope Cruz, Mollinedo está convencido que su caché publicitario no varía: «Nike debe pagar más de cinco millones de euros para que CR7 aparezca en todas sus campañas. Eso no va a cambiar. Lo que es muy posible es que a su novia la reclamen en más eventos». Cayetano Rivera y Eva González llevan casi dos años juntos y se han convertido en una de las parejas más admiradas por los españoles y por eso, su tarifa publicitaria ha aumentado. «Él transmite atractivo, elegancia e, incluso, cierto misterio. Por eso, las firmas de lujo, como Loewe, se fijan en él», comenta Mollinedo. «Ella le aporta el punto de modernidad que le quitan los estilistas de las casas para las que trabaja», añade Sonlleva.

Las mujeres saben muy bien que la imagen lo es todo, por eso tratan de pulir a sus parejas. Sin embargo, como afirman desde Personality Media, «el mercado de la publicidad no es el de los seguidores, ni el de los estilistas, sino el de los consumidores», y compran una cafetera Nespresso porque se adapta a sus necesidades, no porque la venda Clooney.