Rajoy hablará con Rubalcaba pero le pide coherencia y que cumpla los pactos

El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, hablará mañana con el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, sobre la cumbre informal de la UE del miércoles y le pedirá coherencia en sus planteamientos y que cumpla los acuerdos que en su día suscribió con el PP para la estabilidad presupuestaria.

Rajoy, que ha hecho estas manifestaciones en rueda de prensa en Chicago, donde ha asistido a la cumbre de la OTAN, se ha referido a la petición de Rubalcaba de hablar con él para pedirle que el miércoles defienda en Bruselas los eurobonos, un cambio en la posición del BCE y revisar el calendario para la consolidación fiscal.

Sin embargo, Rajoy ha dejado claro que ni el calendario para la reducción del déficit ni los eurobonos están incluidos en el orden del día de la cumbre, y ha reprochado a Rubalcaba que los socialistas no plantearan esas cuestiones cuando estaban en el Gobierno.

Al igual que con Rubalcaba, el jefe del Ejecutivo conversará con el portavoz de CiU en el Congreso, Josep Duran Llieda, que también se lo ha pedido, y lo hará antes de viajar a París y Londres. "La política europea siempre fue producto de grandes acuerdos y es importante que así sea", tan importante, ha subrayado Rajoy, como que e cumplan los acuerdos.

En este sentido, ha recordado que el PP apoyó la política europea del Gobierno socialista Sin embargo, el PSOE, que "se comporta de otra manera cuando está en la oposición", no ha apoyado la ley que desarrolla esa reforma de la Carta Magna, ha añadido Rajoy.

Ha insistido en su disposición a hablar porque la política europea requiere puntos de entendimiento, pero "sería deseable que ahora no se nos plantee exactamente lo contrario de lo que no se planteó en su día", en alusión a las peticiones que quiere hacerle Rubalcaba.

Rajoy ha asegurado que todas las cuestiones de la política económica y europea se las toma "en serio"y que está "muy atento"a lo que le puedan plantear, pero ha pedido "un poco de coherencia"ya que, en su opinión, sería "deseable defender cosas parecidas en la oposición y en el Gobierno".

Según él, en la cumbre del miércoles se debatirá un primer informe sobre la valoración de los programas de estabilidad diseñados por los diferentes países, así como de la "Carta de los 12", que también suscribió España y que plantea reformas estructurales para el crecimiento de la economía y del empleo.

Rajoy defenderá ante los socios comunitarios que el objetivo prioritario es crear empleo y que para ello es necesario tomar varias decisiones y "todas a la vez", la primera de ellas "no gastar lo que no tenemos", es decir, controlar el déficit.

Además, abogará por reformas estructurales como algunas que ha puesto en marcha su Gobierno, entre ellas la reforma laboral, y por combinar crecimiento económico y austeridad porque son "compatibles".

Pero el principal factor de crecimiento, ha resaltado, es la estabilidad financiera para que fluya el crédito y garantizar la sostenibilidad de la deuda. "Todo lo demás es muy importante, pero como siempre en la vida hay que priorizar y esta es la prioridad", ha concluido.