Unicaja ultima su acuerdo con Caja España-Caja Duero

Unicaja y las dos cajas de ahorros castellanoleonesas (Caja España y Caja Duero) ultiman los detalles de su integración, con el objetivo de que el protocolo de intenciones de su fusión fría pueda ser aprobado el jueves por los respectivos consejos de administración. El pasado 21 de marzo, las entidades confirmaron la firma de un preacuerdo genérico para llevar a cabo la operación.

Braulio Medel, presidente de Unicaja

Se agolpan los planes
Ayer, Cajastur y las cajas de Extremadura y Cantabria presentaron al Banco de España su proyecto de unión, tras la ruptura con la CAM, por el que nacerá una nueva entidad con ficha bancaria, que no necesitará ayudas públicas del FROB.

En el plan presentado al supervisor, las cajas plantean como primera opción para reforzar su solvencia la entrada de inversores privados en un 20% del capital del banco, con lo que tendrá un superávit de 600 millones sobre el mínimo exigido, que le dará mayor capacidad para «maniobrar» ante futuras operaciones, señalaron las mismas fuentes. Hasta que se produzca esta entrada de inversores privados, el banco estará participado por Cajastur en un 66 %, en un 20% por Caja Extremadura y en un 14% por Caja Cantabria.

En este proceso de recapitalización, el supervisor tiene hasta el 14 de abril para aprobar los planes presentados o para exigir a las entidades modificaciones. Después, el 28 de abril, todas las entidades deberán tener aprobado su plan de recapitalización, que deberán llevar a cabo antes del 30 de septiembre

Mientras tanto, arrecian las críticas contra el Banco de España y en especial contra Miguel Ángel Fernández Ordóñez. Ayer, el secretario general de Comfia-CC OO, José María Martínez, criticó la «falta de coraje para atender a su principal responsabilidad, la supervisión» y acusó a la institución monetaria de tener demasiados prejuicio con tras las cajas de ahorros. Sus principales quejas se centraron en CCM y Cajasur, entidades a las que dejó «languidecer» durante más de un año antes de intervenirlas.

José Luis Martínez cree que hay que poner en marcha el procedimiento de protección de activos para atraer inversores y no malvender las cajas, así como depurar responsabilidades entre los principales directivos de algunas entidades.

Unnim carga contra Ordóñez
El presidente de Unnim, Jaume Ribera, ha achacado al Banco de España «parte de culpa» en la crisis financiera en el país, porque el organismo regulador contaba con toda la información sobre la situación que atravesaban bancos y cajas de ahorros. En su opinión, las mayores exigencias de capital no van a favorecer para nada la concesión de créditos en España familias y empresas.