Libros

Vuelve el detective Washington

Los asesinos en serie son como los zombis, no hay forma de acabar con ellos. Una moda que se ha convertido en el recurso de cualquier thriller de intriga policíaca. Si añadimos el auge de la ciencia forense, imprescindible desde «CSI», el resultado es una revitalizada novela de intriga en la que un criminólogo pone en jaque al «psychokiller» mediante el análisis de las pruebas materiales. Frente a la ciencia infusa de Hannibal Lecter y sus deductivos análisis de los patrones de conducta criminal, el detective tetrapléjico Lincoln Rhyme, creado por Jeffery Deaver, utiliza un complejo y sofisticado material forense para desentrañar la identidad del psicópata y detenerlo.

Sin cabos sueltos
Dos novedades aporta Deaver en «Luna fría»: una detective especializada en cinestesia forense y cierta burla de los asesinos en serie. Desde el primer momento, a la fría distancia emocional y el análisis objetivo de las pruebas materiales del detective Rhyme se oponen las dotes de observación de la agente Dance, especializada en técnicas de interrogatorio, lenguaje corporal y comportamiento verbal de los sospechosos. Como quien dice, Grissom de «CSI» contra «El mentalista». Un duelo de Titanes. Ambos colaborarán en la caza y captura de dos sociópatas cuya inteligencia no está a la altura de sus resultados criminales. Como en «El coleccionista de huesos», Rhyme se enfrenta a un psicópata narcisista como él, el Relojero, aliado con un violador y necrófilo un tanto simple. El autor critica la minuciosidad estéril de los cromatógrafos y los espectómetros de masas para perseguir a un asesino cuya inteligencia para urdir tramas es similar a la del detective tetrapléjico a la hora de desmontarlas. Esa es la virtud de «Luna fría», descentrar mediante una vibrante narración el género de los asesinos en serie, del abuso de estos megalómanos criminales, cuya inventiva roza el delirio, como la de su oponente policial el absurdo. La agente Dance plantea una vuelta al sendero de la deducción de los viejos detectives. La singularidad de Deaver se encuentra en su capacidad para tramar una historia compleja y repleta de giros, historias paralelas que se retoman, combinan y entrelazan hasta dejar chiquita la inventiva de los autores nórdicos.


Sobre el autor
Uno de los mejores novelistas de «thriller» policíaco, que creó al famoso detective tetrapléjico que interpretó Denzel Washington
Ideal para...
los lectores que añoren intrigas repletas de giros imprevistos y de sorpresas que les mantengan alerta y atentos
Un defecto
La inclusión de vez en cuando de largos y tediosos resúmenes de los casos
Una virtud
La brillantez con que el novelista ha pulido la prosa
Puntuación: 8


«Luna fría»
Jeffery Deaver
Umbriel
448 páginas. 21 euros.