Libros

Cómo perder la custodia de tus hijos por pasarte de lista

Dicen que en ebay se subasta de todo. Niños incluidos. Los subió a la página de compra-venta su propia madre, una mujer australiana a la que la irresponsable broma le puede costar un disgusto.

El anuncio de venta de los niños sorprendió a los usuarios de ebay, que rápidamente denunciaron el caso
El anuncio de venta de los niños sorprendió a los usuarios de ebay, que rápidamente denunciaron el caso

Los usuarios de ebay en Australia no salían de su asombro. En medio de tanto Iphone, ordenador portátil, juguete, recuerdo friki y obsequio de dudosa utilidad, encontraron una oferta sorprendente: dos hermanos menores de diez años, chico y chica, a subasta por un módico precio. Y en perfecto estado, se entiende.El anuncio incluía, como es preceptivo, una foto de los dos pequeños. Nada más subirlo a la web, algunos usuarios comenzaron a llamar a las autoridades australianas para alertar de lo que parecía ser un intento de trata de niños tan osado como sorprendente.Lo más dramático de todo, sin embargo, es que algunos de los usuarios del sitio comenzaron a pujar por los niños en el tiempo en el que el anuncio permaneció visible, algo más de un día, según explicaron fuentes policiales al diario australiano Sunday Herald Sun. Una vez que la Policía localizó a la madre, una mujer de unos 30 años de edad de la localidad de Geelong, de la que no se ha facilitado su identidad, ésta aseguró a los agentes que, lejos de querer desprenderse de sus hijos, lo único que pretendía era gastar una "broma", que ella misma calificó de "estúpida".Investigación de los servicios socialesLas autoridades policiales de Victoria dieron por buenas las explicaciones de la mujer y optaron por no denunciarla, pero su broma puede convertirse en una pesadilla, ya que el Departamento de Servicios Sociales ha anunciado una investigación a fondo de la mujer para determinar si detrás de esta broma hay una madre irresponsable que no atiende como es debido a sus hijos.Según el diario local The Geelong Advertiser, las asociaciones de protección de la infancia dudan de que una madre, en su sano juicio, pueda hacer semejante broma con sus hijos como víctimas, y aseguran que con esta acción ha abierto la puerta a las perversiones de los pedófilos contra sus propios vástagos.Según el presidente del Centro por la Excelencia en el cuidado de la Infancia y la Familia, Kevin Zibell, la madre tenía que haber sido consciente de sus actos, ya que se trata de "una forma retorcida de entender el sentido del humor, y una forma de actuar enferma y de mal gusto"."Creo que lo más inquietante de todo es que actitudes como ésta devalúan a nuestros hijos y no son el mejor mensaje que transmitir, al margen de que se trate de una broma o no -añadió Zibell-. Gente como los pedófilos hacen intentos por obtener información de los niños, y es preocupante que este tipo de bromas les puedan servir para atraer sus demandas". Igual de riguroso contra la mujer fue el comisario encargado de la Seguridad Infantil en Victoria, Bernie Geary, quien confesó sentirse "triste"porque una madre pierda su tiempo en este tipo de bromas de mal gusto. "Los niños no deberían ser utilizados nunca para bromas como ésta, y esa mujer debería hacer cosas más productivas con su tiempo", concluyó.