Detenido en México uno de los agresores del paraguayo Cabañas

Barreto García es narcotraficante y presenció cómo su jefe disparó a sangre fría contra cabañas en un bar de México.

La Policía Federal muestra a José Francisco Barreto García, alias "El contador", uno de los dos implicados en el intento de homicidio contra el futbolista paraguayo Salvador Cabañas,
La Policía Federal muestra a José Francisco Barreto García, alias "El contador", uno de los dos implicados en el intento de homicidio contra el futbolista paraguayo Salvador Cabañas,

La Policía Federal (PF) de México detuvo a José Francisco Barreto García, alias "El contador", uno de los dos implicados en el intento de homicidio del futbolista internacional paraguayo Salvador Cabañas, informó hoy la dependencia.

Barreto García es narcotraficante y presenció cuando su jefe José Jorge Balderas Garza, alias "El JJ", disparó a sangre fría contra Cabañas en el Bar Bar, una discoteca en el sur de Ciudad de México, y le ayudó a escapar del lugar, indicó en una conferencia de prensa el jefe de la División de Antidrogas de la PF, Ramón Pequeño, informa Efe.

La detención del sospechoso se logró el martes cuando se encontraba en compañía de dos mujeres en Tlalnepantla, un municipio en el norte del área metropolitana de Ciudad de México, indicó Pequeño durante la presentación del detenido, quien tiene ahora el pelo pintado de rubio.

En el momento de su detención, la policía le decomisó cocaÍna, dos armas cortas, tres cargadores y un total de 21 cartuchos.

El ataque contra Cabañas, jugador del Club América de México, tuvo lugar en los baños del Bar Bar el pasado 25 de enero, y en su momento las autoridades mostraron varios vídeos de seguridad en los que se ve a "El contador"y "El JJ"entrar a los sanitarios detrás del futbolista paraguayo y después salir apresurados del establecimiento.

Pequeño señaló que desde febrero de 2008 la Policía Federal tenía conocimientos de la existencia de "El contador", cuando los agentes federales detuvieron en el municipio de Tultitlán a una célula de la organización narcotraficante liderada por Edgar Valdés Villarreal "La Barbie".

Barreto explicó a las autoridades que con su jefe, Balderas Garza, iban de "forma recurrente"los miércoles y los domingos al Bar Bar, y "conocían a algunos de los parroquianos"que también acudían a la discoteca con frecuencia, entre ellos Salvador Cabañas.

Según el funcionario, "El Contador"indicó que Cabañas conocía a "El JJ"e incluso le llamaba "El Papi", lo que contradice las versiones de la familia del jugador paraguayo, que en todo momento negó que el deportista tuviera alguna relación con el atacante.

Pequeño explicó que de acuerdo con José Barreto García, "El JJ"conversó varias veces con Cabañas durante la noche, y en algún momento le reclamó por la falta de goles en el América, lo que "molestó"al deportista, quien se enfrascó en una discusión agresiva con el presunto narcotraficante.

Posteriormente cuando el futbolista fue al baño, "El JJ"lo siguió y "ahí lo amagó, le pasó el brazo por el cuello, le puso una pistola en la frente y posteriormente disparó", manifestó Pequeño.

En declaraciones al canal Televisa, Pequeño detalló que, de acuerdo con el testimonio del detenido, el "JJ"estaba borracho y posiblemente "drogado", por lo que probablemente el homicidio fue una acción "inconsciente".

Las investigaciones de la PF apuntan a que José Jorge Balderas Garza, alias "El JJ", es actualmente el jefe del cártel de Edgar Valdés Villarreal "La Barbie"en Ciudad de México, tras la captura de Gerardo Álvarez Vázquez, alias "El Indio", el pasado 21 de abril.

Balderas Garza "mantiene presencia en la zona metropolitana"de la capital mexicana, aseguró Pequeño, e indicó que "recibe protección por parte de algunas autoridades".

Finalmente, el funcionario explicó que por ser clientes "asiduos"del Bar Bar, el personal de seguridad y administración de ese recinto nocturno permitieron a los dos narcotraficantes ingresar a la discoteca "sin ninguna revisión", lo que facilitó que portaran armas de fuego.

Cabañas no pudo asistir con la selección paraguaya al Mundial de fútbol de Sudáfrica por el disparo que recibió en la frente, pero ha tenido una recuperación rápida y se cree que incluso podría volver a jugar.