La izquierda abertzale equipara a todas las víctimas sin pedir perdón a las de ETA

El dirigente de la izquierda abertzale, Rufi Etxeberria, junto a la dirigente de Aralar, Rebeca Ubera, ayer, en San Sebastián
El dirigente de la izquierda abertzale, Rufi Etxeberria, junto a la dirigente de Aralar, Rebeca Ubera, ayer, en San Sebastián

BILBAO-Como si de un tabú o de una palabra prohibida se tratara, la izquierda abertzale volvió a evitar ayer, una vez más, utilizar la palabra perdón para referirse a las víctimas de ETA. Bien es cierto que los firmantes del «Acuerdo de Guernica» –la izquierda abertzale, EA, Alternatiba y Aralar– mostraron su pesar por los familiares de las víctimas provocadas por la violencia de la banda terrorista. Pero lo hicieron, tal y como anunció este diario el pasado lunes, defendiendo de nuevo que todas las víctimas, las causadas por la banda y las que según los terroristas han sufrido ellos, sean «tratadas por igual, sin distinciones ni categorías», incluidas aquellas que a su juicio han sufrido las «estrategias represivas y de guerra sucia de los estados español y francés».

La declaración de los firmantes del «Acuerdo de Guernica», que tuvo lugar ayer en el Palacio de Ayete de San Sebastián –el mismo lugar en el que se celebró el 17 de octubre la denominada «Conferencia de Paz»–, recoge además que «reconocer y abordar el sufrimiento de todas las víctimas de todas las violencias» es un elemento necesario para lograr «avanzar en la superación del conflicto que las ha originado».

El manifiesto fue leído en euskera por el secretario general de EA, Peio Urizar, y por la secretaria de organización de Aralar, Rebeca Ubera, así como en castellano por el dirigente abertzale Rufi Etxberria y la representante de Aralar, Amaia Aguirresarobe. Y contó además con la presencia de la abogada Jone Goirizelaia, el portavoz de Alternatiba, Oscar Matute, o el representante del colectivo de familiares de presos de ETA «Etxerat», Mattin Troitiño.

Los firmantes de la declaración conjunta de la izquierda abertzale subrayan que es «crucial reconocer todo el sufrimiento padecido, y mostrar un compromiso y una voluntad clara por cicatrizar las heridas abiertas en nuestro pueblo» para poder conseguir una paz «justa y duradera». Por ello, reclaman que «se conozca toda la verdad, todas y cada una de las verdades que la componen», para que de este modo pueda ser «analizada y construida desde todas las perspectivas, incluida la de género».

El pronunciamiento del entorno de Batasuna insiste en seguir al pie de la letra los dictados de la banda terrorista y vuelve a emplazar a las fuerzas políticas vascas a «abrir un proceso de diálogo sin exclusiones para buscar un acuerdo que cierre definitivamente las causas del conflicto político».

Por último, confirmaron su apuesta de lograr la paz exclusivamente por medios pacíficos y democráticos, así como su compromiso de «avanzar con decisión hacia un marco democrático consensuado».

 

Amaiur peleará por «su derecho»
El coordinador general de Aralar, Patxi Zabaleta, indicó ayer que Amaiur defenderá por la vía política y jurídica su «derecho» a tener grupo propio, «sin triquiñuelas» como lo han hecho UPyD o UPN, que pactó con el PP ir juntos en las listas pero que integra el grupo mixto. Zabaleta calificó además de «vergonzoso» el informe en el que basó su decisión la Mesa del Congreso.