Europa

Tres de cada diez militantes del PSOE no ha participado en la elección de delegados

Sólo las federaciones de Europa y Menorca votaron en contra del informe de gestión de la Ejecutiva saliente

MADRID- Más de 4.100 agrupaciones del PSOE han participado en la elección de delegados al 38 Congreso Federal que se celebrará en Sevilla, pero sólo un 72 por ciento de los 217.000 militantes se han implicado en el proceso, lo que significa que casi tres de cada diez afilados prefiere no opinar al respecto. Por el contrario, de los delegados elegidos en las agrupaciones un 92 por ciento ha tomado partido en los congresos provinciales de este fin de semana para elegir a los compromisarios.
Las cifras las facilitó ayer el secretario de Organización, Marcelino Iglesias, quien no se aventuró a hacer pronósticos sobre el porcentaje de apoyos que puede tener cada candidato. Para esto están los aspirantes y sus equipos de «recuento». El número tres del PSOE recuerda que los compromisarios «votarán con total libertad» y puesto que el voto es secreto, cualquier estimación corre el riesgo de equivocarse. Es más, Iglesias advierte que ha escuchado a «muchos secretarios generales» de partido decir que tomarán sus decisiones una vez que hayan escuchado el discurso de los candidatos en el propio Congreso Federal.
El balance de la Secretaría de Organización sobre los «congresillos» provinciales no puede ser más positivo, ya que Iglesias se felicitó por haber tenido que resolver sólo cuatro reclamaciones sobre el censo (Andalucía, León, Vigo y Arajuez), dos recursos (Vicálvaro y San Fernando) y una impugnación, aún pendiente de resolver por la asignación de delegados en Pontevedra.
En cuanto al informe de gestión de la Ejecutiva Federal saliente, que también se ha votado en los congresos provinciales, tan sólo fue rechazado en la federación de Europa y en Menorca, aunque contó con la abstención de Álava y Guipúzcoa, mientras que en el resto de España se aprobó.

Maragall recela de Chacón
Y mientras en Ferraz se hacía balance numérico, a la espera de las enmiendas a la ponencia marco, los candidatos seguían ayer su periplo por las federaciones en busca de apoyos. De hecho, tras la elección de delegados han adaptado sus agendas de campaña para mantener reuniones directamente con los compromisarios que participarán en el cónclave. Si Carme Chacón se desplazaba ayer a León, Alfredo Pérez Rubalcaba, cuyo equipo sigue sosteniendo que lleva una ventaja sobre su rival de más de 100 delegados, lo hacía a Zaragoza. Hoy estarán los dos en Andalucía: la primera en Jerez y el segundo en Jaén y Granada. Ninguno de los dos ha visitado aún Cataluña, donde se da por descontado que habrá un apoyo mayoritario a Chacón, pero no unánime. De hecho, ayer Ernest Maragall receló de la catalana y expresó sus reparos a que alguien del PSC aspire a liderr el PSOE: «Sería mejor que nadie del PSC optase a dirigir el PSOE y, si esto se produjera, fuese como consecuencia de una decisión asumida por el PSC como tal, algo que no se da en este caso».