Unicaja y Cajasol pujarán juntas por Cajasur

Estudian su oferta conjunta y la opción de presentarla a través del Banco Europeo de Finanzas (BEF).

La Junta de Andalucía, con el apoyo de todos los partidos políticos –PSOE, PP, IU y PA– le ha marcado la hoja de ruta a las dos principales cajas de ahorros que quedan en la región: Unicaja y Cajasol deben presentar una oferta conjunta ante el Banco de España para hacerse con Cajasur, la entidad cordobesa intervenida por el regulador. En el día de ayer, el presidente andaluz, José Antonio Griñán, siguió con su ronda de contactos y se reunió con el presidente del PP-A, Javier Arenas, y el vicesecretario general del PSOE-A, Rafael Velasco. El mensaje, por primera vez en mucho tiempo, fue único: Andalucía necesita instituciones financieras sólidas y solventes.El primer objetivo es que Cajasur siga bajo control andaluz. En los últimos días ha habido contactos con Unicaja y Cajasur para que presenten una oferta conjunta por la entidad cordobesa en lugar de que acudan al concurso de manera individual, y así será. Tanto la caja sevillana como la malagueña informaron en la tarde de ayer de que los técnicos de ambas entidades estudiarán «con carácter inmediato» las fórmulas viables para una «actuación conjunta». Arenas fue claro y dijo que «intuye» que el Banco de España permitirá que lo hagan, aunque negó que el planteamiento hubiera surgido por recomendación expresa del propio gobernador, Miguel Ángel Fernández Ordóñez. La primera opción es hacerlo a través del Banco Europeo de Finanzas (BEF), el proyecto creado en 2007 y que agrupa a todas las cajas de ahorros andaluzas. Unicaja y Cajasol tienen el 33 por ciento del accionariado de la institución. El BEF no deja de ser un organismo similar a un Sistema Integrado de Protección, y varias de las interesadas en Cajasur han acudido al concurso bajo esta fórmula –es el caso de Banca Cívica, un SIP formado por Caja de Burgos, Caja Navarra y Cajacanarias–. La premura de tiempo aconseja una fórmula de este tipo. El plazo para presentar una oferta vinculante ante el Banco de España concluye el próximo 8 de julio y sólo dos días más tarde el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) adjudicará la caja cordobesa. Ahí concluirá la primera fase, una vez que se conozca el destino definitivo de Cajasur. Si Unicaja y Cajasol resultan adjudicatarios, el proceso ya no tiene marcha atrás y la creación de una «gran caja» andaluza sería una realidad. Sólo quedaría fuera de este nuevo mapa CajaGranada. Si, por el contrario, el Banco de España valora mejor las ofertas de Banco Sabadell, BBK, BBVA o la citada Banca Cívica, la fusión de Unicaja y Cajasol se vería ralentizada. En cualquier caso, el propio regulador es uno de los interesados en que se hiciera, ya que recomienda que las entidades resultantes tras este proceso tengan recursos propios por valor de 50.000 millones. Unicaja y Cajasol superan los 30.000 y su unión alcanzaría unos activos de 64.618,8 millones; junto a Cajasur, sería de 81.884.