Mascarell un hombre de Maragall el único fichaje «estrella»

Artur Mas prometió hacer el Govern «de los mejores» y ha apurado hasta el último momento para conseguirlo. Sin embargo, pocas figuras de renombre integrarán el nuevo ejecutivo, dadas las muchas negativas que ha recibido el líder de CiU

Fotografía de archivo tomada el 05/10/2006 en Fráncfort (Alemania), del ex conseller de Cultura en el último gobierno de Pasqual Maragall, Ferrán Mascarell, que ha aceptado la oferta de Artur Mas
Fotografía de archivo tomada el 05/10/2006 en Fráncfort (Alemania), del ex conseller de Cultura en el último gobierno de Pasqual Maragall, Ferrán Mascarell, que ha aceptado la oferta de Artur Mas

La mala imagen de la política y el contexto de crisis económica han disuadido a muchos de los tanteados. Eso sí, al que no le han temblado las piernas a la hora de aceptar el encargo es al socialista y ex consejero de Pasqual Maragall, Ferran Mascarell, que volverá a dirigir la Consejería de Cultura.

La «opa» convergente sobre las filas del PSC se confirmó a primera hora de la mañana de ayer, minutos antes de la toma de posesión de Mas y fue contestado rápidamente por el PSC, que se desmarcó de la decisión de su militante. «Se trata de una decisión personal» y «nosotros seguiremos haciendo de oposición», constata el comunicado del PSC.

Las prisas han marcado el diseño del nuevo ejecutivo, que no empezó a tener estructura definitiva hasta última hora del fin de semana. Faltaban mujeres y, sobre todo, independientes para cumplir con la vieja promesa de que antes se atendería al país que al partido.

Con Mas habiendo tomado posesión, se dieron a conocer los nombres que faltaban por cuadrar del sudoku de la Generalitat. Tres independientes se unirán a los nombres ya conocidos. La abogado del Estado jefe de Cataluña Pilar Fernández Bozal se ocupará de Justicia, el profesor de Esade Francesc Xavier Mena dirigirá Empresa y Ocupación y el presidente de la Unión Catalana de Hospitales, Boi Ruiz, se situará al frente de Sanidad. Al final serán cuatro los independientes del ejecutivo de Mas, junto a cuatro miembros de CDC, dos de UDC y un socialista.