La Comunidad ayuda a la inserción de las personas más desfavorecidas

El delegado general de «La Caixa» en Murcia y Alicante, Víctor Guardiola y el consejero de Presidencia, Manuel Campos
El delegado general de «La Caixa» en Murcia y Alicante, Víctor Guardiola y el consejero de Presidencia, Manuel Campos

Murcia- El Ejecutivo regional, a través de la Consejería de Presidencia, y «La Caixa» promoverán el desarrollo de actuaciones que permitan la integración laboral de personas en riesgo de exclusión social a través de proyectos de conservación, mejora y defensa de los valores paisajísticos de los espacios naturales en el ámbito de la Región. Así lo establece el convenio de colaboración que suscribieron ayer el consejero de Presidencia, Manuel Campos, y el delegado general de «La Caixa» en Murcia y Alicante, Víctor Guardiola, que cuenta con una inversión de 400.000 euros aportados por la entidad.

Esta línea de colaboración, que se mantiene activa desde hace seis años y se ampliará un año más, incentiva en el nuevo acuerdo los proyectos dirigidos a fomentar el uso de las energías renovables y minimizar las emisiones de dióxido carbono a la atmósfera, así como otras actuaciones que redunden en la eficiencia energética. Campos explicó que este proyecto «impulsa la conservación de hábitats forestales, la prevención de incendios, la restauración de espacios degradados y la mejora de espacios fluviales, humedales y formaciones de ribera, lo que incidirá en la preservación de la biodiversidad y la creación de empleo en colectivos desfavorecidos». «Se dará prioridad a la ocupación de colectivos de personas socialmente desfavorecidas en situación o riesgo de exclusión social, con el objetivo de facilitar su acceso al mundo laboral», explicó Campos.

El titular de Presidencia afirmó que esta alianza medioambiental entre la Administración regional y la entidad financiera «reforzará la conexión que existe entre la defensa de los espacios naturales y la necesidad de sensibilizar a todos los ciudadanos con el cuidado de nuestro patrimonio medioambiental». El plan de actuación será propuesto por la Consejería para coordinar la disposición de los medios técnicos y humanos necesarios para la ejecución de las acciones objeto de este convenio. La puesta en marcha de esta iniciativa en la Región ha permitido el desarrollo de 56 proyectos medioambientales en espacios naturales de la Comunidad, que han favorecido la inserción laboral de 136 personas en riesgo de exclusión social. Estos trabajadores han participado, entre otros proyectos, en la conservación de árboles monumentales, la realización del Corredor Verde del sudeste de Molina de Segura, y la accesibilidad de personas con discapacidad física a espacios protegidos, como Sierra Espuña.