África

Hallan explosivos cerca de donde se celebrará la ceremonia de independencia de Sur de Sudán

Expertos en detección de minas han encontrado y neutralizado un cargamento de 1.800 balas, granadas y otros artefactos explosivos antiguos en Juba, la capital de Sur de Sudán, cerca del lugar en que se celebrará mañana, 9 de julio, la ceremonia de proclamación de independencia del nuevo Estado, un acto que contará con la asistencia de varios líderes internacionales.

Entre los mandatarios que asistirán a la ceremonia figura el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, y una treintena de jefes de Estado. Sur de Sudán se convertirá en un nuevo país a las 0.00 horas del sábado (23.00 horas en la España peninsular), con lo que culminará el proceso iniciado con el acuerdo de paz firmado en 2005 y que puso fin fin a décadas de guerra civil entre el norte y el sur del país. El grupo británico especializado en neutralización de minas MAG ha informado de que desactivó los primeros explosivos sin detonar a finales de las semana pasada después de que el Gobierno de Sur de Sudán le solicitara que inspeccionara una zona situada frente al monumento al héroe de guerra sursudanés John Garang.

"Había morteros, granadas, cohetes... Todo un surtido", ha explicado a Reuters la directora de la Oficina de Sur de Sudán de MAG, Michelle Healy. "Nunca puedes asegurar si habrían explotado. Algunos artefactos no tenían ningún explosivo. Otros artículos tenían detonadores pero no explosivos. Es muy difícil decir qué habría explotado y cuándo. Pueden haber estado allí desde hace diez, quince años, quizás más", ha añadido. Healy ha indicado que el pasado martes al mediodía encontraron 1.800 artefactos explosivos que fueron trasladados y destruidos. Además, ha asegurado que su empresa ha limpiado de explosivos todas las zonas en las que tendrán lugar las celebraciones, incluido el mausoleo de John Garang. "El lugar ha sido inspeccionado por la Oficina de Naciones Unidas contra Minas", ha indicado.

Muchos de los artefactos explosivos fueron encontrados en la superficie en el mismo lugar en el que había varios depósitos de armamento y varios barracones de la época de la guerra civil entre el norte y el sur de Sudán. "En algún momento, los depósitos (de armamento) explotaron dispersando miles de cohetes, morteros, proyectiles de artillería, granadas y otras municiones por toda la zona", ha afirmado el director de Operaciones Técnicas de Mag, Ivica Stilin.