«Caso Palau»: Imputan a la cúpula de Urbanismo de Barcelona y al arquitecto del hotel

Hereu acepta el relevo temporal de García-Bragado hasta aclarar los hechos

Los tejemanejes de Fèlix Millet y y Jordi Montull al frente del Palau de la Música han acabado por derribar a la cúpula de Urbanismo del Ayuntamiento de Barcelona. La juez Míriam de Rosa, que investiga la operación para construir un hotel de lujo junto al Palau, imputó ayer al teniente de Urbanismo del Ayuntamiento de Barcelona, Ramón García-Bragado; al gerente de Urbanismo, Ramon Massaguer, y al arquitecto Carles Díaz, del despacho de Oscar Tusquets, a quien Millet y Montull encargaron el proyecto.Tras escuchar al grueso de los testigos llamados a declarar por el «caso del Hotel del Palau», la titular del juzgado número 10 de Barcelona ve indicios de que los imputados escondieron una «operación especulativa» que beneficia a un particular, Olivia Hotels. Según el auto, la juez sospecha que Garcia-Bragado, Massaguer y Díaz, «debido a la influencia ejercida por Millet y Montull» ocultaron la verdadera titularidad de las fincas donde debía construirse el hotel. De haberse sabido que el propietario era un privado y no el Palau de la Música, la operación habría peligrado. De entrada, la Generalitat, tal y como explicó a la juez el consejero de Economía, Antoni Castells, habría pedido un aval para hacer la permuta.Acción, reacciónPocas horas después de conocerse la decisión de la juez, el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, convocó urgentemente una rueda de Prensa. Con semblante serio y acompañado de Garcíaa-Bragado, el alcalde anunció que acepta el relevo del máximo responsable de Urbanismo. La razones son dos, «garantizar su propia defensa y los procesos urbanísticos de la ciudad».García-Bragado que confesó que le ha «sorprendido» su imputación porque «estoy convencido de que no he hecho nada malo», seguirá como cuarto teniente de alcalde y gestionando las áreas de infraestructuras y función pública. En dos días, Hereu anunciará el nombre de su sustituto y qué futuro le depara al gerente de Urbanismo.Si García-Bragado estaba «sorprendido», Hereu se mostró «perplejo» por las imputaciones y reiteró su «absoluta confianza» en sus hombres. Eso sí, les avisó de que actuará sin reservas si la jueza determina que han cometido algún delito. El auto habla de unos documentos de Montull que incriminarían a los imputados.