La maleta de Capa revela sus secretos en el Mnac

Una exposición permite ver los negativos de la Guerra Civil del fotoperiodista y sus compañeros Chim y Taro

Una escena del frente de Teruel con Hemingway.
Una escena del frente de Teruel con Hemingway.

BARCELONA- Mucho se ha escrito y dicho de la maleta mexicana que reapareció en 2007, y en la que se guardaba un valioso material gráfico. Contenía un total de 126 carretes fotográficos con 4.500 instantáneas tomadas durante la Guerra Civil, entre mayo de 1936 y marzo de 1939. Los autores de esas imágenes revolucionaron el fotoperiodismo. Eran Robert Capa, su compañera sentimental Gerda Taro y David Seymour «Chim», protagonistas desde hoy de una importante exposición en el Museo Nacional de Arte de Cataluña (Mnac) donde se revela una parte del contenido de la mítica maleta.

Cynthia Young, comisaria de la muestra, explicó ayer que la maleta contiene las hojas de contacto, «algo parecido a la plantilla con la que se hace el tapiz. Es lo que nos permite saber cómo hicieron la selección de las imágenes que enviaban a la Prensa y las que se descartaban».

La muestra reúne el material de manera cronológica, iniciando su andadura en los meses previos al estallido del conflicto bélico. Destacan en esta sección retratos realizados por Chim a algunas personalidades de la Segunda República como el presidente Manuel Azaña, la dirigente socialista Dolores Ibárruri «Pasionaria» o el poeta Federico García Lorca. También se pueden ver los primeros días de la guerra en Barcelona, con un eufórico Lluís Companys en el balcón de la Generalitat acompañado del representante de Stalin en España.

Las fotografías de Capa y Taro trasladan al espectador al frente republicano. De esta manera podemos contemplar la defensa que se hizo en la Ciudad Universitaria de Madrid ante el acoso de las tropas de Franco o escenas de las batallas de Brunete y Teruel con Hemingway. La cámara de Taro pudo captar la vida cotidiana en tiempos de guerra, con escenas dantescas en el depósito de cadáveres de Valencia o el descanso de Rafael Alberti y María Teresa León en la Alianza de Intelectuales Antifascistas de Madrid. La fotógrafa también fue testigo del congreso de intelectuales de Valencia, recogiendo las discusiones que allí se vivieron con protagonistas de la talla de Machado, Neruda o Vallejo, entre otros.

Una vez muerta Taro por heridas sufridas en el frente, todo el protagonismo fotográfico fue para Capa. En la exposición, gracias a la maleta mexicana, se puede acompañar al fotoperiodista en la decisiva batalla del Ebro, además de Barcelona, donde su cámara captura el sentimiento de derrota ante la casi inminente caída republicana.

El Mnac cierra este paseo con el drama del exilio. Capa siguió trabajando mientras seguía a los muchos refugiados que fueron a parar a los campos franceses de internamiento en Argelès, el Bacarès, Bram y Montolieu. Es el punto y final a la labor de los tres grandes autores en España y el preludio del estallido de la Segunda Guerra Mundial.


- Dónde: Museo Nacional de Arte de Cataluña.
- Cuándo: hasta el 15 de enero de 2012
- Cuánto: 5,5 euros.