Joyas de reina

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Me ha comentado un importante joyero que un grupo de españoles piensa ir a la subasta de las joyas de Elizabeth Taylor. El motivo, pujar por el fastuoso collar realizado por Cartier y compuesto de perlas, brillantes y rubíes, y del que cuelga la perla llamada «La Peregrina». El diseño de esta joya lo realizó la misma Elizabeth, basándonse en el Toisón de Oro. Cuando Richard Burton compró en una subasta de Christie's la famosa perla, el duque consorte de Alba, Luis Martínez de Irujo, entonces jefe de la casa de la reina doña Victoria Eugenia de España, convocó una rueda de prensa en la residencia de doña Victoria, donde aseguró que «La Peregrina», la perla que lucieron las reinas de España desde Felipe II, seguía en poder de la última reina en aquel momento. Mostró incluso la joya. No es la primera vez que alguna pieza del joyero real ha salido a subasta. A la muerte de doña Victoria, el infante don Jaime, padre de don Alfonso de Borbón, heredó uno de los collares de chatones de brillantes, que inmediatamente vendió. El otro era propiedad de doña María de las Mercedes, como joya llamada en la Familia Real «de pasar». Posteriormente, al acceder al trono don Juan Carlos y doña Sofía, doña María «pasó» las más importantes diademas y el referido collar a la actual reina. Justo hay una anécdota sobre la citada «Peregrina». Contaba doña María que después de entregar a su nuera las joyas de las reinas de España, un día buscando en un joyero, en una bolsita donde creía que había un rosario, se encontró la famosa perla. Inmediatamente, llamó a doña Sofía para decirle que la disculpara por no haberle entregado la citada pieza. El collar de chatones que perteneció a don Jaime fue comprado por una persona desconocida. Pero después fue recuperado por don Juan Carlos y doña Sofía tiene en su poder los dos collares. No sería extraño que, de conseguir el collar de Elizabeth los citados españoles, pudiera terminar, como sería lo razonable si efectivamente es «La Peregrina», en el joyero de la reina doña Sofía.