Los ricos inmunes frente a la crisis

Ya lo dicen los economistas: habrá quienes no lleguen a notar ni el más ligero impacto en sus bolsillos por la crisis. Y no les falta razón. Las grandes fortunas son un claro ejemplo de ello. El año pasado, el patrimonio total gestionado por las Sicavs se situó en 26.065 millones de euros, un 1,63% más que en 2009, según datos de VDOS.

La Razón
La RazónLa Razón

El universo de Sicavs acumuló una rentabilidad ponderada por patrimonio medio del 2,37%. La más rentable fue Gold&Silver Spain, gestionada por Bankinter Gestión de Activos, que alcanzó una rentabilidad del 147,7%.

Por gestoras, BBVA Patrimonio se mantuvo en primer lugar, con una cuota del 11,21 %, y también fue la primera por captaciones patrimoniales netas, con 125 millones de euros. Santander Investment, por su parte, continúa liderando la clasificación de las depositarias, con un 15,63%.

Las Sociedades de Inversión Mobiliaria de Capital Variable o Sicavs son los vehículos de las grandes fortunas para invertir. Estas sociedades, para cuya constitución hace falta un patrimonio mínimo de 2,4 millones de euros y cien inversores y que gozan de una bajísima tributación del 1% en el impuesto de sociedades, fueron creadas por el primer Gobierno socialista de Felipe González. Su razón de ser era muy simple: que los ricos contribuyeran a las arcas públicas con una exigua aportación no fuera a ser que, si se les exigía demasiado, optaran por llevarse su capital a otros países.

El pasado año, el Gobierno se negó a elevar su fiscalidad ante el temor a una fuga de capitales.