La juez descarta que la Policía vigilara al PP apostada frente a su sede

Ricardo Peralta
Ricardo Peralta

VALENCIA- El delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Ricardo Peralta, dio cuenta ayer del auto de archivo de la denuncia presentada la noche del jueves por el PP por supuestas escuchas frente a la sede del partido, en Valencia.Peralta, en un juego de palabras, calificó a los denunciantes de «irresponsables políticos» y dijo que en todo momento supieron que no se les espiaba a ellos, tanto frente a la sede del PP como el día anterior, cuando otros escoltas localizaron dicha furgoneta en el Cabanyal y también identificaron a los agentes. Dijo que había hablado con el productor del documental que se proyectaba en el Botànic y que le había dicho que la investigación policial no tenía por objeto el documental. No quiso eximir, eso sí, al resto de asistentes al acto. De todas formas, es posible que los organizadores del acto también denuncien las escuchas.Peralta se preguntó «en qué ciudad se cree que vive Rita Barberá para decir que la Policía tiene a tres o cuatro furgonetas espiando por ahí», y aseveró que a eso él le llama vigilancia y lucha contra el delito. El delegado puntualizó que la propia Cospedal dijo que reconocía el derecho a la tutela judicial de Rita Barberá «y no fue más allá, probablemente porque ni Cospedal se lo creyó».